Termina la paralización de la actividad de una refinería en Ecuador

Actualizado 11/11/2006 21:55:33 CET

QUITO, 11 Nov. (EP/AP) -

Hoy sábado terminó la paralización que durante tres días impidió el bombeo de crudo en las instalaciones de la petrolera china Andes Petroleum, en la Amazonia ecuatoriana, después de que la compañía se comprometiera a otorgar beneficios sociales a los habitantes de la región.

La promesa de crear al menos 200 nuevas plazas de empleo, así como la de remediar áreas afectadas por la explotación petrolera fueron parte de los compromisos que pusieron fin a la toma de las instalaciones de Tarapoa, sede de las operaciones en la zona del Cuyabeno, a unos 240 kilómetros al este de Quito.

"La gente ya salió del campamento y se trata de recuperar la producción normal de 42.000 barriles diarios de petróleo", dijo a la AP el portavoz de la compañía china, Edgar Vásquez, que explicó que los acuerdos alcanzados significarán "dar continuidad a los programas sociales ya emprendidos por Andes Petroleum" en las áreas de salud y capacitación.

Además, las autoridades de la empresa china prometieron contratar preferentemente a los vehículos de esa localidad para realizar diversas tareas que se requieran. También utilizará un porcentaje de la mano de obra local en tareas de vigilancia. El jueves, alrededor de 300 personas que viven en las inmediaciones del campamento Tarapoa ingresaron al lugar, cortaron la electricidad e impidieron el bombeo de crudo, en demanda de una mayor atención por parte de la compañía Andes Petroleum.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies