Un edificio de Manhattan se derrumba tras una supuesta explosión de gas causada por un divorciado con problemas

Actualizado 10/07/2006 23:14:51 CET

NUEVA YORK, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un edificio de cuatro plantas se incendió y se desplomó hoy en una lujosa zona residencial de Manhattan (Nueva York) después de una estruendosa explosión que sacudió el vecindario. Las autoridades señalaron que al parecer la causa fue una explosión de gas posiblemente provocada por un médico que vivía en el edificio y que se quería suicidar porque estaba atravesando un divorcio difícil.

Al menos 11 personas resultaron heridas, entre ellas cinco civiles y seis bomberos, indicó el Departamento de Bomberos. El médico, Nicholas Bartha, de 66 años, fue sacado de las ruinas del edificio después de comunicarse con los bomberos por su teléfono móvil, explicó el jefe de Bomberos, Nicholas Scoppetta.

Scoppetta declaró a la CNN que al parecer se trató de una explosión de gas. La Casa Blanca afirmó que no había indicios de terrorismo, y el secretario de prensa presidencial, Tony Snow, aseguró: "Creemos que se trató de una tubería de gas".

La empresa de electricidad Con Edison informó de que una de sus cuadrillas se encontraba en el edificio vecino en respuesta a una llamada de un cliente cuando ocurrió la explosión.

El portavoz del Departamento de Bomberos, Jim Long, anotó que los bomberos trataban de rescatar a alguien de los escombros y hablaban con ella. Imágenes de televisión mostraron el momento en que los servicios de rescate trasladaban a una persona en una camilla.

Las autoridades habían dicho previamente que dos civiles fueron trasladados al Hospital de Nueva York, y que un bombero sufrió heridas en el cuello y la espalda y fue llevado a un hospital. El teniente Eugene Whyte explicó que el edificio albergaba dos consultorios médicos, y que uno de los médicos había sido hallado.

Columnas de humo negro ascendían desde el edificio destruido, entre dos altas estructuras en la calle 62 entre las avenidas Park y Madison, a unas cuantas manzanas de Central Park. En los edificios adyacentes se podía ver ventanas rotas.

Yaakov Kermaier, de 36 años, residente de un edificio contiguo, dijo que estaba en la calle cuando escuchó "un estruendo ensordecedor. Vi como todo el edificio estallaba frente a mí". "Todos comenzaron a correr, nadie sabía lo que iba a suceder después", relató. Su niñera que cargaba a su recién nacido, escapó por una puerta vecina. Todos ellos resultaron ilesos.

A las 08:40 --hora local-- sonó la alarma y centenares de bomberos se apresuraron al lugar. Se les vio revisando los escombros menos de una hora después del incendio.

El entrevistador de televisión Larry King, que estaba en su cuarto de hotel cercano, describió la explosión a la CNN, asegurando que el ruido era parecido a una bomba y que se sintió como un terremoto. "Nunca había escuchado un sonido como ese", señaló King.

Thad Milonas, de 57 años, llevaba un carrito de café frente al edificio, cuando apuntó que el suelo se estremeció y el edificio se derrumbó. "En unos cuantos segundos, acabado. Todo el edificio, desplomado", apostilló. Asimismo, dijo que había visto a al menos cuatro heridos, entre ellos dos mujeres que sangraban, a quienes ayudó en el lugar.

Las calles adyacentes fueron cerradas al tráfico mientras ambulancias y unidades de rescate llegaban al lugar. Docenas de curiosos se concentraron detrás de los cordones policiales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies