EEUU advierte a Corea del Norte de que la "paciencia" se ha acabado y no descarta acciones militares

Tillerson y su homólogo surcoreano, Yun Byung Se
POOL NEW / REUTERS
Actualizado 17/03/2017 14:31:50 CET

SEÚL, 17 Mar. (Reuters/EP) -

El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, ha dado por terminada la política de "paciencia estratégica" con el régimen de Corea del Norte y ha advertido de que ahora "todas las opciones están sobre la mesa", incluida una acción militar.

Tillerson, inmerso en una gira por los aliados norteamericanos en Asia, ha recalcado este viernes en Corea del Sur, desde donde ha lanzado una serie de advertencias al vecino del Norte. El régimen de Kim Jong Un ha intensificado sus desafíos y la semana pasada realizó un nuevo ensayo con misiles.

"Voy a ser claro: la política de paciencia estratégica ha terminado. Vamos a explorar un nuevo abanico de medidas de seguridad y diplomáticas", ha subrayado Tillerson, durante una rueda de prensa en la que ha insistido de que cualquier amenaza contra Corea del Sur merece "una respuesta apropiada".

Al ser preguntado por la posibilidad de una opción militar, el jefe de la diplomacia norteamericana no la ha descartado: "Si aumentan la amenaza de su programa armamentístico hasta un nivel en el que creemos que es necesaria una acción, esa opción está sobre la mesa".

Por otra parte, Tillerson también ha instado al Gobierno chino a implantar las sanciones contra el régimen norcoreano y ha considerado "innecesarias" y "preocupantes" las medidas adoptadas por Pekín a raíz de la implantación del sistema antimisiles THAAD en Corea del Sur.

"Creemos que no es la manera en la que una potencia regional ayuda a resolver lo que supone una amenaza grave para todos, por lo que esperamos que China cambie su posición sobre los castigos a Corea del Sur", ha añadido, en alusión a las restricciones empresariales impuestas.

El ministro de Exteriores surcoreano, Yun Byung Se, ha defendido durante la comparecencia ante los medios que el sistema THAAD sólo tiene como objetivo mejorar la defensa de Corea del Sur frente a potenciales ataques del Norte y no afecta a ningún otro país.

VISITA

Tillerson ha aprovechado su viaje para visitar la Zona Desmilitarizada que sirve de frontera con Corea del Norte y reunirse con parte de los 28.500 militares estadounidenses desplegados en territorio surcoreano.

Asimismo, se ha reunido con el primer ministro, Hwang Kyo Ahn, que ejerce de presidente en funciones tras la destitución la semana pasada de la jefa de Estado, Park Geun Hye. Corea del Sur debe celebrar elecciones en el plazo de dos meses.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies