Las agencias federales prevén casos de fraude en los nuevos contratos para la reconstrucción de Nueva Orleans

Actualizado 11/05/2006 4:39:30 CET

WASHINGTON, 11 May. (EP/AP) -

El Gobierno de Estados Unidos corre el riesgo de malgastar aún más dinero en los esfuerzos por reconstruir la costa del Golfo devastada por el huracán Katrina, según alertaron los investigadores federales el miércoles.

Cientos de millones de dólares ya han sido destinados a la reconstrucción, pero el mayor fraude podría estar aún por llegar en tanto el Gobierno aún tiene que adjudicar los contratos más significativos.

La advertencia fue hecha el miércoles por fiscales e inspectores generales de cinco agencias gubernamentales al reunirse con un subcomité de la Cámara baja del Congreso y solicitar una mayor supervisión para combatir la malversación de recursos.

"Mientras la mayor cantidad de dólares empieza a llegar a la zona para los grandes proyectos de reconstrucción, podríamos ver un mayor número de casos de fraude", destacó en su testimonio Alice Fisher, fiscal asistente de la división criminal del Departamento de Justicia.

"La falta de confianza en la integridad del proceso de reconstrucción de la zona podría disminuir las donaciones y afectar la confianza de los contribuyentes fiscales", destacó Fisher.

La reunión con la participación de las cinco agencias gubernamentales se produce mientras la Casa Blanca se prepara la nueva fase de la recuperación de las zonas afectadas por Katrina, incluyendo carreteras, puentes, hospitales y tendidos eléctricos, lo que tardará años.

El 1 de junio comenzará la temporada de huracanes del 2006.

Varias auditorías han concluido que el Gobierno federal gastó varios miles de millones de dólares en días previos a la tragedia meteorológica que comenzó el 29 de agosto pasado. De ellos, se estima que varios contratos sustanciosos fueron otorgados bajo preferencias políticas.

En consecuencia, la semana pasada el Senado aprobó una pequeña parte de una cantidad de 109.000 millones de dólares para gastos en Irak y reconstrucción tras Katrina, como parte de una ley que impediría al Gobierno adjudicar sin licitación contratos por montos superiores al medio millón de dólares.

"Ahora que estamos en labores de reconstrucción, los controles son más importantes que nunca", destacó el diputado republicano Todd Platts, líder del subcomité de la Cámara baja creado para la gerencia de la recuperación de las zonas afectadas por Katrina.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies