EEUU apunta a "irregularidades" en las elecciones en Uganda y pide la liberación de un líder opositor

Un hombre vota durante las elecciones presidenciales en Uganda
JAMES AKENA / REUTERS
Actualizado 21/02/2016 5:08:53 CET

MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Estados Unidos ha apuntado este sábado a los "numerosos informes de irregularidades" durante las elecciones celebradas el jueves en Uganda, que se saldaron con una nueva victoria del presidente, Yoweri Museveni.

"Estados Unidos felicita al pueblo ugandés por participar de forma activa y pacífica en las elecciones. Pese a que la votación tuvo lugar sin grandes problemas, debemos reconocer numerosos informes de irregularidades y conductas oficiales altamente inconsistentes con los estándares internacionales y las expectativas para un proceso democrático", ha dicho el viceportavoz del Departamento de Estado, Mark Toner.

En este sentido, ha recalcado que "los retrasos en la entrega del material para la votación, los informes sobre papeletas rellenadas y compra de votos, el bloqueo a las redes sociales y el excesivo uso de la fuerza por parte de la Policía minan la integridad del proceso".

"El pueblo ugandés se merecía algo mejor. Estamos preocupados también por el continuado arresto domiciliario contra el candidato opositor Kizza Besigye. Pedimos su liberación inmediata y la restauración del acceso a todas las redes sociales", ha recalcado Toner.

Por último, ha solicitado a los que quieran apelar los resultados electorales a hacerlo de forma pacífica y respetando la legislación del país, al tiempo que ha pedido al Gobierno que respete los derechos y libertades de su pueblo.

Museveni se impuso en las elecciones a Besigye con un 60,75 por ciento de los votos, por delante del 35,37 por ciento de los sufragios obtenidos por el líder opositor. La oposición ha denunciado fraude electoral y el propio Besigye ha sido arrestado hasta en dos ocasiones en los últimos días.

Besigye no solo ha rechazado los resultados oficiales, sino que ha calificado directamente los comicios como "los más fraudulentos de la historia del país", reclamando un recuento independiente.

Museveni se perpetúa así en el poder, al que llegó en 1986, a pesar de un movimiento de los jóvenes votantes de las zonas urbanas que responsabilizan al presidente de la corrupción y la falta de empleos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies