Las autoridades investigan unos disparos que se habrían producido en las inmediaciones de la Casa Blanca

Actualizado 12/11/2011 9:47:28 CET

WASHINGTON, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades estadounidenses están investigando unos disparos que presuntamente habrían realizado desconocidos a bordo de un vehículo en las inmediaciones de la Casa Blanca durante la noche del viernes, si bien se cree que el incidente no tiene nada que ver con la residencia oficial del presidente norteamericano, Barack Obama, informan los medios locales.

Agentes de los Servicios Secretos escucharon disparos cerca de la avenida de la Constitución y la calle 16 hacia las 21:00 horas, ha indicado el portavoz del Servicio Secreto, Ed Donovan, citado por el 'New York Times', precisando que dos vehículos pasaron por la zona, antes de que uno de ellos, un Honda negro, fuera encontrado abandonado en las proximidades.

Testigos han indicado a los agentes que un hombre huyó del citado vehículo a pie y los agentes han podido encontrar en el interior del coche un fusil de asalto AK-47 cargado, ha añadido Donovan.

Según las fuentes citadas por el 'Washington Post', que apuntan a que el suceso podría haber enfrentado a los ocupantes de los dos vehículos, también se habrían encontrado cartuchos gastados en la avenida de la Constitución.

Las autoridades están tratando de determinar quién está detrás de este incidente, que sin embargo se cree que no tiene que ver con la Casa Blanca. El presidente Obama no se encontraba en su residencia en el momento del suceso.