Bush defiende como "extitoosos" y "legales" los métodos de interrogatorios para los sospechosos de terrorismo

Actualizado 05/10/2007 19:35:08 CET

WASHINGTON, 5 Oct. (EP/AP) -

El presidente estadounidense, George W. Bush, defendió las políticas de detención e interrogatorios de su Administración empleadas contra sospechosos de terrorismo y aseguró que ambas políticas son exitosas y legales.

"Cuando encontramos a alguien que podría tener información relacionada con un ataque en América, pueden apostar que le detendremos y pueden apostar que le interrogaremos", declaró en una aparición en el Despacho Oval. En este sentido, defendió que es "su trabajo" y lo que los ciudadanos estadounidenses esperan de ellos de modo que puedan ayudar a protegerlos.

Con esta declaración, Bush se refirió a una información sobre dos memorándums en 2005 que autorizaban el uso de tácticas extremas para los interrogatorios de sospechosos de terrorismo. "Este Gobierno no tortura", enfatizó.

Los dos documentos legales del Departamento de Justicia fueron publicados en la edición de ayer del diario 'The New York Times', en donde se informaba de que el primero de los documentos autorizaba a golpear en la cabeza, aplicar temperaturas heladas y simular ahogamientos durante los interrogatorios a los supuestos terroristas.

Esta recomendación secreta, que permite explícitamente el uso de estos métodos combinados, se lanzó meses después de otro documento del Departamento de Justicia mandado en diciembre de 2004 en el que declaraba la tortura aberrante.

Un segundo documento fue enviado más tarde en 2005, cuando el Congreso trabajaba en un proyecto de Ley contra la tortura. En este caso se declaraba que ninguna de las prácticas de interrogatorios de la CIA violaría las normas legales que prohíben el trato "cruel, inhumano y degradante" de los detenidos, según informó 'The Times', citando entrevistas a actuales y antiguos agentes no identificados.

Por ello, tras estas informaciones, el presidente realizó una breve declaración hoy en la que aseguraba que Estados Unidos se ciñe a las leyes del país y a las obligaciones internacionales. Además, funcionarios de prensa de la Casa Blanca y del Departamento de Justicia han asegurado que las opiniones enviadas en 2005 no contradice la política de 2004.

Bush también subrayó que los interrogatorios son conducidos por "profesionales altamente formados" y que han obtenido "información de estos detenidos de alto valor que ha ayudado a protegeros". Asimismo, aseguró que lo que esperan los ciudadanos es que su Gobierno "emprenda acciones para protegerlos de cualquier ataque" y "eso es exactamente lo que este Gobierno está haciendo y exactamente lo que seguirá haciendo".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies