Bush veta el gasto propuesto por el Congreso para los programas de salud y educación infantil

Actualizado 14/11/2007 7:04:32 CET

NEW ALBANY (INDIANA, ESTADOS UNIDOS), 14 Nov. (EP/AP) -

El presidente norteamericano, George W. Bush, en el marco de la batalla por los presupuestos con el Congreso, vetó ayer el gasto propuesto por la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, para los programas de salud y educación para los niños.

Asimismo, Bush aprobó un incremento del presupuesto para la guerra redactado por el Senado, a pesar de que la Casa Blanca criticó que contiene "algunos gastos innecesarios".

Esta acción de Bush fue anunciada ayer en el Air Force One, el avión privado del presidente, cuando éste volaba hacia New Albany, Indiana, donde dio un discurso para criticar las prioridades presupuestarias del Congreso norteamericano, controlado por los demócratas.

La Casa Blanca dijo que el presupuesto de 606.000 millones de dólares (unos 415.000 millones de euros) para salud y educación, ha sido saturado con 2.000 proyectos, patrocinados por los diputados demócratas, proyectos que Bush quiere eliminar del presupuesto.

"Algunos de estos proyectos derrochadores incluyen un museo de prisiones, una escuela de navegación a bordo de catamarán y un programa de portugués como segunda lengua", dijo Bush.

Esta ha sido la sexta partida presupuestaria vetada por Bush. El Congreso ha anulado el veto presidencial tan sólo una vez, sobre los proyectos del agua.

Bush atacó a los demócratas por "su filosofía de impuestos y gastos". "La mayoría (de los miembros del Congreso) fue elegida sobre la promesa de responsabilidad fiscal, pero hasta ahora actúa como un adolescente con una nueva tarjeta de crédito", criticó Bush. "Sólo en este año, el Congreso ha propuesto gastar 22.000 millones de dólares (15.000 millones de euros) más de lo que mi presupuesto provee", dijo el presidente.

Más que cualquier otro presupuesto, el de educación y salud marca las diferencias entre Bush y la mayoría demócrata. La Cámara de Representantes se quedo a tres votos de ganar la votación que protegía la iniciativa legislativa presupuestaria del veto, por eso la medida fue enviada a Bush.

El demócrata, David Obey, se pronunció inmediatamente sobre el veto de Bush. "Éste es un presupuesto de dos partidos, apoyado por más de 50 republicanos", dijo. "No ha habido prácticamente ninguna crítica hacia el contenido. Está claro que la única razón por la que el presidente vetó este presupuesto es pura política", condenó.

La portavoz de la Cámara, Nancy Pelosi, subrayó que "de nuevo Bush ha vetado un presupuesto elaborado por los dos partidos y fiscalmente responsable que responde a las prioridades de los Americanos: la educación para nuestros niños, la ayuda en el pago de gastos de energía que suben como un cohete, la asistencia médica de los veteranos e investigaciones urgentes sobre el cáncer y otros problemas médicos serios. Al mismo tiempo, Bush y sus aliados en el Congreso nos exigen cientos de miles de millones de dólares para la guerra en Irak", añadió.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies