EEUU y China se enfrentan en el Consejo de DDHH de la ONU por una propuesta de Pekín

Publicado 23/03/2018 15:17:24CET

GINEBRA, 23 Mar. (Reuters/EP) -

Estados Unidos y China han sostenido este viernes una fuerte discusión en el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas a tenor de una propuesta formulada por Pekín en la que aboga por una "cooperación mutuamente beneficiosa" entre los estados y que, según Washington, busca debilitar la defensa de los Derechos Humanos.

La delegación china en Ginebra ha presentado, con el apoyo de Pakistán y Egipto, el que es su segundo borrador en cerca de doce años. El texto plantea llevar a cabo una "cooperación mutuamente beneficiosa" entre los países también en materia de Derechos Humanos.

El jefe de la delegación estadounidense, Jason Mack, se ha posicionado en contra, advirtiendo de que el borrador es un intento del gigante asiático por validar la nueva ideología impulsada por su presidente, Xi Jinping, en el marco de Naciones Unidas.

"Este lenguaje sobre una cooperación mutuamente beneficiosa pretende en realidad favorecer a los estados autocráticos a expensas de los derechos y las libertades fundamentales que todos los estados están obligados a respetar", ha afirmado Mack. "Está claro que China está intentando debilitar el sistema de Derechos Humanos de la ONU", ha recalcado.

Mack ha indicado que "un verdadero ejemplo de cooperación en la promoción y protección de los Derechos Humanos sería que China liberara a los ciudadanos que ha detenido injustificadamente o que protegiera a las minorías religiosas y la libertad de culto".

El representante norteamericano ha aclarado que Estados Unidos no participará en esta maniobra china y ha instado a los demás países a seguir sus pasos. Sin embargo, se ha quedado solo, ya que, de los 47 países que forman el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, 28 han votado a favor y 17 se han abstenido.

Algunos de los estados que se han abstenido han criticado también el texto. Australia, por ejemplo, ha afirmado que "carece de equilibrio" porque "se centra únicamente en las relaciones entre los estados en vez de en los derechos individuales".

El director en Ginebra de la ONG estadounidense Human Rights Watch (HRW), John Fisher, ha cargado contra estos países por abstenerse. "¿Cómo pueden los activistas chinos confiar en que les vais a apoyar si no votáis en contra de una resolución que sabéis que es mala?", ha reprochado.