EEUU condena el uso de gases tóxicos por parte de las fuerzas gubernamentales sirias

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

EEUU condena el uso de gases tóxicos por parte de las fuerzas gubernamentales sirias

Un niño afectado por un ataque de gas de cloro
DEFENSA CIVIL DE SIRIA
Publicado 22/10/2016 23:51:05CET

WASHINGTON, 22 Oct. (Reuters/EP) -

La Casa Blanca ha condenado este sábado el uso de armamento químico por parte de las fuerzas gubernamentales tras la publicación de una comisión de la ONU que confirma el uso en hasta tres ocasiones de armamento químico durante la guerra.

El cuarto informe de comisión de investigación, activa desde hace trece meses, responsabiliza al Gobierno de un ataque con gas en Qmenas, provincia de Idlib, el 16 de marzo de 2015, según el texto del informe, al que ha tenido acceso Reuters.

El tercer informe, publicado en agosto, responsabilizaba al Gobierno de dos ataques con cloro en Talmenes, el 21 de abril de 2014, y en Sarmin, el 16 de marzo de 2015. Igualmente el texto de la ONU y la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas da por demostrada la utilización por parte del Estado Islámico de gas mostaza.

"Condenamos en los términos más contundentes el incumplimento de la antigua norma global contra el uso de armas químicas por parte del régimen de (Bashar) Al Assad y el inumplimiento de las responsabilidades de Siria conforme a la Convención de Armas químicas, que suscribió en 2013", señala la Casa Blanca a través del portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, Ned Price.

Price ha afirmado que el "apoyo militar y económico (ruso) a Siria habilita que el régimen de Al Assad siga con su campaña militar contra su propio pueblo".

El gas de cloro al ser inhalado se convierte en ácido clorhídrico que quema los pulmones y ahoga a las víctimas por la liberación de fluidos corporales en el sistema respiratorio. Siria accedió a destruir su arsenal químico en 2013 tras la mediación de Moscú y Washington.

El cuarto informe fue remitido el viernes al Consejo de Seguridad de la ONU, que verá un nuevo contencioso entre los cinco miembros con derecho a veto del organismo: Rusia, Estados Unidos, China, Francia y Reino Unido.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies