EEUU consideraría apoyar la participación de otros países en el proceso de paz entre Israel y Palestina

Netanyahu junto con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud AbbasEl primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, junto con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas | Reuters
Actualizado 21/02/2018 10:21:46 CET

MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Estados Unidos ha afirmado este martes que Washington consideraría apoyar la participación de otros países como mediadores en futuras conversaciones de paz entre Israel y Palestina si considera que sería positivo para el proceso.

"Si en algún momento consideramos que otros países podrían ayudar al proceso de paz, ciertamente estaríamos a favor de que participen", ha indicado la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert.

"¿Es ahora el momento adecuado para ello? No estoy segura de que hayamos decidido eso, pero ciertamente es algo que podría pasar en el futuro", ha señalado.

Horas antes, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, reclamó a Naciones Unidas la celebración de una conferencia internacional para intentar relanzar el proceso de paz con los israelíes, lo que implica descartar a Estados Unidos como mediador único del hipotético diálogo.

"Se ha vuelto imposible que un solo país o Estado resuelva un conflicto regional o internacional", argumentó ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, sin aludir directamente a Estados Unidos y a su reciente reconocimiento de Jerusalén como capital israelí.

Para el líder palestino "es esencial establecer un mecanismo internacional multilateral que surja de una conferencia". En este sentido, sugirió como participantes de dicha cumbre a los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad --Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido y Francia-- y a la propia ONU.

Los palestinos consideran que Washington ya no es un negociador neutral por el claro posicionamiento del presidente, Donald Trump, en favor de su amigo y aliado Netanyahu. Abbas incluso se negó a recibir en enero al vicepresidente estadounidense, Mike Pence.

En respuesta, la embajadora norteamericana ante la ONU, Nikki Haley, ha señalado que Estados Unidos está "preparado para hablar" de la paz con los palestinos y lo ha hecho sentada junto a los principales "negociadores" de Trump: su yerno y asesor Jared Kushner y el enviado Jason Greenblatt.

"No iremos detrás de nadie. La decisión, señor presidente, es suya", ha añadido Haley, ante un auditorio en el que ya no estaba presente Abbas, que había pronunciado previamente su discurso.

Por su parte, el embajador de Israel, Danny Danon, ha considerado a Abbas como parte del problema, no de la solución, y ha recalcado que "la única forma de avanzar es mediante negociaciones directas" entre las dos partes.