La Cámara baja aprueba la devolución de los fondos pedidos por Bush para su campaña por la democracia en Cuba

Actualizado 23/06/2007 0:02:21 CET

WASHINGTON, 22 Jun. (EP/AP) -

La Cámara de Representantes aprobó hoy la restitución de todos los fondos solicitados por el presidente George W. Bush para su campaña por la democracia en Cuba, en una sesión en la que también varios congresistas promovieron la idea de flexibilizar la política comercial que mantiene este Gobierno hacia la isla.

La Cámara restituyó los casi 37 millones de dólares (27,4 millones) que la subcomisión de asignaciones presupuestales le había recortado al presupuesto de Bush para sus operaciones en Cuba. El importe final quedó en 45,7 millones de dólares (33,9 millones de euros), que servirán para facilitar la aplicación de las recomendaciones del segundo informe presentado hace un año por la Comisión para la Asistencia a una Cuba Libre que el presidente creó para planificar acciones sobre la transición política en ese país.

Por otra parte, legisladores demócratas y republicanos propusieron una apertura de las exportaciones agrícolas a Cuba y terminar con las restricciones de viaje, demanda que ha planteada en reiteradas ocasiones pero casi nunca ha obtenido el apoyo legislativo necesario ni vencido las amenazas de veto de Bush.

"Las credenciales del presidente en política exterior no son necesariamente las mejores", dijo el presidente del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes, Charles Rangel, al expresar su optimismo de que esta vez el proyecto que él promueve llegaría más lejos.

Por su parte, el presidente del Comité de Finanzas del Senado, senador Max Baucus, declaró que "nuestra política (hacia Cuba) está totalmente errada" y que esta propuesta que también apoya debe "restaurar salubridad a esta relación económica".

La Casa Blanca, interesada más bien en fomentar la transición política en Cuba, consideró que dejar el presupuesto pedido por Bush sin alteración era "crucial para el incremento del apoyo a la sociedad civil de oposición" y romper el bloqueo de información del gobierno del presidente Fidel Castro "en momentos en que Cuba está al borde de un profundo cambio".

La restitución de los fondos se produjo durante el prolongado debate de la ley del presupuesto 2007-2008 para operaciones extranjeras y, según el legislador de origen cubano Rafael Díaz-Balart, "ha sido una importante victoria en la larga lucha por la libertad de Cuba".

"Este es un espaldarazo muy fuerte para la oposición interna en Cuba, para los disidentes, los bibliotecarios independientes, los periodistas independientes, y todos los que arriesgan su vida y la seguridad de sus familias por propagar los valores democráticos", dijo Díaz-Balart.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies