EEUU emplaza a la ONU que los 'cascos azules' sean más agresivos en Darfur

 

EEUU emplaza a la ONU que los 'cascos azules' sean más agresivos en Darfur

Cascos azules en Darfur (Sudán)
© HO NEW / REUTERS
Actualizado 27/01/2011 1:09:41 CET

NUEVA YORK, 27 Ene. (Reuters/EP) -

La embajadora estadounidense ante Naciones Unidas, Susan Rice, ha reclamado este miércoles a la ONU que su misión de paz en la región sudanesa de Darfur (UNAMID) sea "muy activa" y, en caso necesario, "agresiva" en la protección de civiles.

"Esperamos que UNAMID esté muy activa y, cuando sea necesario, agresiva en el cumplimiento de su mandato de proteger a los civiles", ha dicho la representante diplomática norteamericana en declaraciones a la prensa.

Rice ha señalado que Washington se siente "frustrado y consternado" por los casos en los que los 'cascos azules' han visto como se les negaba el acceso a alguna zona o se restringía su libertad de movimientos.

"Hemos presionado durante meses a UNAMID para cumplir la carta y el el espíritu de su mandato asegurándose de que no tiene que negociar cuestiones de acceso y que, cuando lo obtiene, es el adecuado", ha explicado la embajadora, después de una reunión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sobre Sudán.

El jefe de la UNAMID, Ibrahim Gambari, ha comunicado al Consejo de Seguridad en una videoconferencia que había trasladado a los mandos policiales y militares de la misión el pasado 4 de enero que deben adoptar una postura "más robusta" y no dejar "la impresión de que piden permiso para moverse".

Gambari ha reconocido las dificultades que tienen tanto los 'cascos azules' como los cooperantes en Darfur para acceder a los millones de refugiados en campamentos en la zona oeste del país. Uno de los ejemplos más recientes tuvo lugar el pasado 22 de enero, cuando fuerzas gubernamentales impidieron que militares de UNAMID entraran en el asentamiento Dar el Salam, en Darfur, en el que tampoco se permite la presencia de cooperantes.

El jefe de la misión UNAMID ha asegurado que ya han trasladado al Gobierno sudanés las dificultades que encuentran los militares bajo su mando y que ahora están "esperando su respuesta".

La embajadora estadounidense ante la ONU ha asegurado que valorará una decisión del Gobierno para permitir el trabajo de los 'cascos azules' pero ha remarcado que no deberían estar esperando a su permiso para poder cumplir su misión y que deben solicitar con consistencia que les permitan actuar.

En su opinión, la actitud de los militares de la Unión Africana tiene que ser "consistente" y "uniforme" y "no puede estar sujeta a la negociación".

"Esperamos que Gambari garantice que esta postura robusta se cumpla, sea consistente y permita a UNAMID todo lo posible para proteger a los civiles", ha afirmado. Diplomáticos que han participado en las reuniones a puerta cerrada han señalado que las declaraciones de Rice refleja el punto de vista de bastantes países.

"Es verdaderamente cierto que UNAMID no ha sido tan robusta como podría haber sido para garantizar el acceso humanitario", ha dicho un diplomático occidental. Los activistas y los grupos de Derechos Humanos en Darfur han emplazado a Estados Unidos y a Naciones Unidas que aumenten los esfuerzos para garantizar la paz y proteger a los civiles en Darfur, donde Naciones Unidas estima que habrían muerto 300.000 personas desde 2003, cifra que el Gobierno sudanés rebaja hasta las 10.000 víctimas mortales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies