El Departamento de Seguridad Interior pide perdón a la española Safana Jawad, detenida el pasado abril

 

El Departamento de Seguridad Interior pide perdón a la española Safana Jawad, detenida el pasado abril

Actualizado 28/12/2006 19:52:00 CET

TAMPA (FLORIDA), 28 Dic. (EP/AP) -

El Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos hizo públicas hoy jueves sus disculpas a la ciudadana española nacida en Irak, Safana Jawad, detenida el pasado mes de abril en el Aeropuerto Internacional de Tampa (Florida), y que fue sometida posteriormente a un registro completo en el que se vió obligada a desnudarse en una cárcel del condado y durante el cual fue sometida, según afirmó después, a un trato vejatorio.

"De parte del Departamento de Seguridad Interior, ofrezco mis sinceras disculpas por someterse a un registro completo", señaló en una nota el director de la Oficina para los Derechos y las Libertades civiles del Departamento, Timothy J. Keefer. Por su parte, la portavoz del Departamento, Joanna Gonzáles, señaló que mandar una carta de respuesta a aquellas personas que presentan quejas, es una práctica habitual. La agencia se disculpó con Jawad el pasado 8 de diciembre de forma privada.

Jawad fue detenida por las autoridades estadounidenses el pasado abril cuando intentaba ingresar en el país, para visitar a su hijo de 16 años durante doce días en Florida, donde llegó en un vuelo de British Airways. Como miembro de la Unión Europea y española no le fue necesario solicitar un visado ante la embajada estadounidense española gracias a los acuerdos que existen entre los dos países.

Sin embargo, al llegar a los controles de inmigración en el aeropuerto los oficiales del mismo invitaron a Jawad a acompañarles a un centro donde comenzaron a verificar aspectos como su nombre, apellidos, nombre de sus padres e incluso su peso, proceso que se extendió entre "cinco y siete horas", tiempo que los oficiales aseguraron necesitaban para verificar los datos del pasaporte.

Los oficiales de inmigración realizaron fotografías de Jawad con y sin 'hijab' o pañuelo musulmán y llevaron a cabo un cacheo y registro de sus pertenencias, realizándole preguntas sobre todos los papeles que poseía, incluido un Corán y aquellos en árabe pidiéndole que los tradujera y realizando copias de los mismos. Uno de los oficiales, que ella asegura era de origen cubano, le realizó varias preguntas en español.

Ante el cariz que tomaban los acontecimientos, Jawad, a la que en ningún momento se le leyeron sus derechos reclamó la presencia de un abogado y contactar con la embajada española, a lo que el supervisor se negó si no contestaba a sus preguntas, asegurándole que lo que estaban haciendo era legal al haber entrado en el país sin visado.

Jawad señaló que los oficiales de inmigración mantenían que debía haber solicitado un visado para entrar al país pese a ser ciudadana española, y aseguró que ella fue la única persona del vuelo, en el que viajaban ciudadanos europeos --entre ellos españoles-- retenida y a la que se le exigió un visado en su pasaporte.

El trato recibido por los oficiales fue calificado por Jawad de abuso y pidió ser repatriada a España dado que se le negaba la entrada en el país. Los oficiales le informaron que sería trasladada al Centro de Detención de Penellas en Clearwater dado que no podría pernoctar en el aeropuerto.

En el centro de detención fue obligada a desprenderse del 'hijab' a lo que se opuso por tratarse de parte de su vestuario, sin embargo, los oficiales le quitaron el pañuelo y ante la resistencia la amenazaron con acusarla de delito grave por resistirse a la autoridad. Jawad se vio obligada a desnudarse para continuar con el registro y a realizar desnuda distintos movimientos que ella consideró degradantes, a pesar de que una investigación interna absolvió de cualquier tipo de negligencia a los policías del condado de Penellas, así como a los miembros del centro de detención.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies