EEUU establece un toque de queda para todo su personal militar en Japón

Actualizado 22/10/2012 10:38:33 CET

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

Estados Unidos ha establecido un toque de queda para todo su personal militar en Japón, después de que dos de sus efectivos violaran a una mujer en la prefectura de Okinawa, ubicada en el sur del país asiático.

El toque de queda estará vigente desde las 23.00 horas hasta las 5.00 horas (desde las 16.00 horas hasta las 22.00 horas en España) para impedir que los efectivos estadounidenses abandonen las bases militares o sus residencias privadas durante la noche.

El comandante del contingente estadounidense en Japón, el teniente general Sam Angelella, ha advertido de que aquellos que violen el toque de queda serán sancionados conforme al código militar, aunque no ha especificado los posibles castigos.

Además, el teniente general ha anunciado que, de forma paralela, tanto los militares como los civiles estadounidenses desplegados en el país asiático recibirán un entrenamiento especial para corregir su conducta.

El caso de violación ha contribuido a empeorar las relaciones entre la población local y los soldados estadounidenses. Los residentes en Okinawa denuncian un trato privilegiado a los efectivos norteamericanos y exigen su retirada a otra prefectura japonesa.

En 2006, Tokio y Washington llegaron a un acuerdo para trasladar la base militar de Okinawa a una zona menos poblada de la isla, sin embargo, el plan no ha podido ejecutarse debido a las reticencias de la población local, que insiste en que las tropas estadounidenses se instalen en otra zona del país.

En este contexto, las autoridades estadounidenses se han comprometido a "cooperar plenamente" con las japonesas para esclarecer los hechos. "Nos estamos tomando este caso con la máxima seriedad", ha aseverado el embajador del país norteamericano en Tokio, John Roos.

Por su parte, Angelella se ha disculpado "personalmente" por "el dolor y el trauma causado a la víctima", así como por "la ira que el caso ha desatado entre la población de Okinawa", según ha informado la agencia de noticias Jiji.

Éste no es el primer incidente de esta naturaleza. En 1995, una niña japonesa de 12 años de edad fue violada por tres soldados estadounidenses, lo que provocó fuertes reacciones en contra del país norteamericano en territorio nipón.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies