Iberdrola negocia la compra del 53% que no controla en la planta de ciclo combinado de Oregon (EEUU)

Actualizado 31/08/2007 17:34:45 CET

(((Esta noticia amplía y actualiza la transmitida anteriormente sobre el mismo tema)))

MADRID, 31 (EUROPA PRESS)

Iberdrola se encuentra negociando con el Ayuntamiento de la ciudad estadounidense de Klamath Falls (Oregon) la compra del 53% que no controla en la central de ciclo combinado de Klamath, que lleva asociada una planta de cogeneración y que ya está operativa, indicaron fuentes de la compañía a Europa Press.

Esta planta, que produce 506 megavatios (MW), tiene asociada otra de cogeneración que permite elevar la potencia final a 550 MW. La sociedad que negocia su compra total es PPM, la filial de renovables de Scottish Power, adquirida por Iberdrola.

PPM Energy gestiona en la actualidad la operaciones comerciales de la planta, y dispone de contratos a largo plazo para la producción energética correspondientes a su participación del 47%.

El mes pasado, la ciudad de Klamath Falls y PPM Energy firmaron un memorando de entendimiento de cara a la futura venta de la planta a PPM Energy por parte del municipio de Klamath Falls. PPM explota el proyecto a través de la sociedad Klamath Generation.

Por otra parte, según la información remitida por Iberdrola a los reguladores norteamericanos, una sociedad de PPM (Klondike Windpower) trabaja en otro de los proyectos más ambiciosos de la eléctrica en Estados Unidos, el del parque eólico de Sherman, cuya producción rondará los 200 MW.

Además, la filial MinnDakota dispone de un proyecto eólico de otros 150 MW en los condados de Lincoln, Minnesotta y Brokkings, en Dakota del Sur.

Durante la presentación de resultados semestrales, el presidente de la eléctrica, Ignacio Sánchez Galán, aseguró que Iberdrola prevé desarrollar nuevos 2.000 MW al año, y que la mitad de ellos procederán de Estados Unidos.

PPM dispone en su cartera de proyectos de otras iniciativas, aparte de las mencionadas, con las que podría desarrollar más de 200 MW adicionales, entre las que figuran plantas eólicas en Pennsylvania (35 MW) o California (45 MW disponibles a partir de diciembre), así como un proyecto de 51 MW a apenas 60 kilómetros de Las Vegas.

Junto a esto, la filial de PPM Tein Buttes está construyendo un parque eólico de 75 MW en el sureste de Colorado, para el que ya dispone de todos los permisos, incluido el de comercialización.

En su informe al regulador energético estadounidense, Federal Energy Regulatory Commission (Ferc), Iberdrola describe proyectos de PPM ya en marcha con una potencia total de cerca de 1.500 MW.

En paralelo, la unidad Iberdrola Renovables USA informa de dos proyectos de renovables en el país de 106 MW, uno de ellos en Delaware (26 MW) y otro en Iowa (80 MW).

Con la compra de Scottish Power, Iberdrola se hizo con 1.741 MW de generación en Estados Unidos y con otros 364 MW en Reino Unido, con lo que elevó en el primer semestre su potencia de energías renovables a 6.826 MW. Dentro de esta área, la actividad eólica genera 6.484 MW, mientras que 342 MW proceden de centrales minihidráulicas.

REORGANIZACIÓN INTERNA DE PPM.

Como parte del plan de sacar a bolsa el 25% de Iberdrola Renovables, el grupo acometerá una "reorganización corporativa interna" en PPM con el objetivo de agrupar todas las sociedades dependientes de esta filial e integrarlas en la división de renovables de la matriz española.

La oferta, explica la eléctrica, se realizará a través de la emisión de acciones nuevas de Iberdrola Renovables, procedente de ampliaciones de capital. De esta forma, el grupo logrará liquidez para financiar los proyectos de renovables y diluirá el capital al atraer a pequeños inversores.

Iberdrola logró ayer el visto bueno de la Ferc para sacar a bolsa la actividad de renovables. El regulador entiende que la iniciativa no causará perjuicio al organismo ni a ninguna otra instancia en el país, y emplaza a Iberdrola a actualizar cada seis meses aspectos relacionados con la Oferta Pública de Venta de acciones (OPV).

Junto a esto, en un periodo de dos años desde la OPV, la compañía deberá informar al regulador en un plazo de diez días cada vez que sea informada de que alguna sociedad ha adquirido un 5% o más en la filial.