La junta investigadora de la iglesia New Life Church halla culpable al reverendo Ted Haggard

Actualizado 05/11/2006 2:23:53 CET

COLORADO SPRINGS (ESTADOS UNIDOS), 5 Nov. (EP/AP) -

El reverendo Ted Haggard, líder evangélica en Estados Unidos, renunció este sábado a su cargo al frente de la iglesia New Life Church después de que la junta investigadora independiente de la congregación recomendase su salida, bajo el argumento de que es culpable "de conducta sexual inmoral".

"Nosotros, la Junta Supervisora de la New Life Church, hemos concluido nuestras deliberaciones concernientes a las fallas morales del pastor Ted Haggard", reza una declaración de la Iglesia.

"Nuestra investigación y las declaraciones públicas del pastor Haggard han demostrado sin lugar a dudas que ha tenido una conducta sexualmente inmoral", añade.

Un sujeto que aseguró dedicarse a la prostitución manifestó a los medios de comunicación esta semana que Haggard, que también renunció a la presidencia de la influyente Asociación Nacional de Evangelistas, le había pagado durante tres años para tener relaciones homosexuales.

Haggard negó las acusaciones de inmediato, pero posteriormente reconoció que le pagó al sujeto para que le proporcionase un masaje y metanfetaminas.

La declaración de la Iglesia indicó que las investigaciones continuarán hasta que se determinen los alcances de las faltas cometidas por Haggard.

El reverendo Ross Parsley encabezará la Iglesia hasta que se elija a un sustituto permanente de Haggard, lo cual deberá ocurrir para finales de año, según señala la declaración. Una carta donde se explican las razones del despido de Haggard, así como una disculpa de su parte, serán leídas durante los servicios del domingo.

"Los reglamentos de nuestra Iglesia señalan que en nuestra calidad de supervisores debemos decidir en los casos en los que el pastor superior ha 'mostrado una conducta inmoral' si se debe 'retirar al pastor de su cargo o sancionarlo en la forma que se considere necesaria"', afirma la declaración.

"Al consultar con dirigentes evangélicos y expertos familiarizados con el tipo de conducta manifestada por el pastor Haggard, hemos decidido que el curso más positivo y productivo para nuestra Iglesia es su destitución y expulsión", indica.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies