Karl Rove se confiesa "sorprendido" por la derrota republicana en las legislativas estadounidenses

Actualizado 11/11/2006 17:45:26 CET

NUEVA YORK, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

El principal asesor del presidente de los Estados Unidos, Karl Rove, ha mostrado su "sorpresa" ante la derrota del partido republicano en las elecciones legislativas estadounidenses, aunque ha reconocido que el peso de las acusaciones de corrupción sobre los representantes republicanos puede haber marcado el rumbo de la contienda electoral a favor del partido demócrata, en una entrevista concedida a la revista 'Time'

Rove, considerado en palabras de Bush como "el arquitecto" de la política de la administración, subrayó los casos de Jack Abramoff y Matt Foley como los ejemplos que "han llevado el disgusto del pueblo sobre todas las cosas que están relacionadas con Washington a un punto crítico".

A pesar de que las legislativas han sido vistas como un duro varapalo para la política norteamericana en Irak, Rove consideró que la derrota electoral ha sido fruto, principalmente, de la frustración. Como ejemplo, citó la victoria en Conneticut del senador Joseph Lieberman frente al demócrata Ned Lamont, opuesto al conflicto armado. "Si todo esto se tratara de una llamada a abandonar Irak de forma inmediata, Lamont hubiera ganado", afirma Rove, que consideró a Irak un tema "importante, pero no crítico".

En la entrevista, Rove afirma que no cree que la información recabada por su equipo haya sido errónea. "Yo no soy un pronosticador. Mi trabajo no es ir agitando las manos diciendo 'Vamos a perder'. Simplemente me limité a decir al presidente que no sabía cómo acabaría esto (los comicios) pero que veía que podríamos conseguir el control republicano".

Sin embargo, Rove señala que el partido republicano todavía está a tiempo de conseguir una mayoría a largo plazo. "Veo esta situación como una cosa pasajera. Los republicanos siguen siendo, en el fondo, un partido que apuesta por un Gobierno poco intrusivo, con bajos impuestos, límites presupuestarios y valores tradicionales", señaló.

La casi legendaria habilidad estadística de Rove le ha permitido subrayar el hecho de que esta derrota en las legislativas no se aparta demasiado de la tradición histórica. En todas las elecciones legislativas que han tenido lugar durante la mitad del segundo mandato de un presidente, el partido de éste ha perdido una media de 29 escaños en la Cámara de Representantes y 3 asientos en el senado.

Rove apeló también a la Historia para entender la derrota en las elecciones legislativas. Sin embargo, ni siquiera él pudo explicar lo sucedido, algo que espera sea un suceso aislado. "Ojalá miremos hacia atrás y veamos como algo único", afirmó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies