EEUU mantendrá en torno a los 1.000 millones de dólares al año su ayuda al desarrollo para Afganistán

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

EEUU mantendrá en torno a los 1.000 millones de dólares al año su ayuda al desarrollo para Afganistán

Publicado 04/10/2016 13:24:04CET

BRUSELAS, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

Estados Unidos mantendrá hasta 2020 su ayuda al desarrollo para Afganistán "en el nivel actual o cercano", unos 1.000 millones de dólares al año (unos 895 millones de euros), según ha avanzado una fuente de alto nivel del Departamento de Estado norteamericano, que encabeza la delegación estadounidense en la conferencia de donantes en Bruselas que arranca este martes.

"El secretario Kerry estará listo para anunciar un compromiso consistente con el fuerte papel de liderazgo" de Estados Unidos, ha avanzado la fuente, que ha precisado que la ayuda se mantendrá "en el nivel actual o próximo de media hasta 2020", es decir, unos 1.000 millones de dólares al año, al margen de los 3.500 millones de dólares anuales (3.140 millones de euros) que destina para seguridad en el país.

La Administración de Barack Obama espera que la comunidad internacional movilice "más de 3.000 millones de dólares" anuales para apoyar el desarrollo y la estabilización de Afganistán en los próximos años en la Conferencia de Bruselas, a la que asisten 75 países y 25 organizaciones internacionales.

"La ayuda internacional no es un cheque en blanco. Está vinculada al progreso de Afganistán en reformas clave", ha avisado la fuente de alto nivel del Departamento de Estado norteamericano, que ha incidido en que el Ejecutivo de Kabul admite que la lucha contra la corrupción es un desafío "clave" en el país.

El Banco Mundial calcula que Afganistán necesitará entre 3.000 y 4.000 millones de dólares de ayuda internacional en los próximos años para cubrir sus necesidades y platea opciones como canalizar el máximo de la ayuda a través de las arcas del Gobierno afgano para reducir los intermediarios y ganar en eficiencia, según ha explicado una fuente de alto nivel de la UE.

El Ejecutivo de Kabul ha logrado aumentar un 22 por ciento los ingresos propios el año pasado, que representa el 10,5 por ciento del Producto Interior Bruto del país, aunque el objetivo es que sus ingresos lleguen a representar el 14 por ciento del PIB, según una fuente de USAID, que ha precisado que el Gobierno estadounidense canaliza el 44 por ciento de su ayuda civil a través de las arcas del Gobierno afgano directamente, aunque su objetivo es destinar la mitad vía el presupuesto afgano.

La Administración de Barack Obama ha subrayado la importancia de que los talibán se sumen a las negociaciones de paz en Afganistán como "la mejor" vía para garantizar la paz a largo plazo en el país y ha respaldado el reciente acuerdo sellado entre el Gobierno afgano y del partido Hezb-e-Islami, liderado por el 'señor de la guerra' Gulbuddin Hekmatyar como "precedente" para futuros acuerdos, según la fuente de alto nivel del Departamento de Estado, que ha avisado no obstante de que el grupo de Hekmatyar deberá cumplir plenamente los términos del acuerdo, especialmente romper sus vínculos con Al Qaeda, para poder sacarle de la lista de grupo terroristas designados por la ONU.

"Estamos comprometidos en apoyar el proceso de reconciliación dirigido por los afganos. Estamos preparados para entrar en negociaciones de paz sin condiciones previas, pero los taliban han rechazado hasta ahora venir a la mesa", ha subrayado la fuente, que ha dejado claro en todo caso que los talibán estén "ganando" sobre el terreno en el plano militar a la luz de sus últimas ofensivas y que no han logrado hacerse con ninguna de las tres capitales de provincia que codician de Kunduz, Uruzgán y Helmand. "Han intentado tomar Kunduz y no lo han logrado", ha remachado.

La fuente también ha admitido los esfuerzos de Pakistán para convencer a los talibán para sumarse a las negociaciones pero ha instado en cambio a las autoridades de Islamabad a hacer más esfuerzos para impedir que los talibán afganos tengan "un santuario" en su país, como ocurre ahora.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies