Más de 300 personas resultan enfermas tras comer en la cadena de restaurantes Olive Garden

Actualizado 16/12/2006 5:48:17 CET

NUEVA YORK, 16 Dic. (del corresponsal de EUROPA PRESS Carlos López) -

Más de 300 personas aseguran haber enfermado tras haber comido el pasado fin de semana en restaurantes de la cadena Olive Garden en el entorno de la ciudad de Indianapolis (Indiana) disparando las alarmas sobre un nuevo brote de E.Coli que durante las pasadas semanas afectó a un gran número de consumidores de la cadena Taco Bell.

Olive Garden, que se ha apresurado a cerrar el establecimiento donde se ha originado la enfermedad, señalaron a través de un comunicado que con toda probabilidad se trata de un problema relacionado con la circunstancia de que varios empleados del restaurante padecieron síntomas de fiebre recientemente.

La cadena de restaurantes señaló que se encuentra investigando de forma exhaustiva el estado higiénico del local de Castleton (Indiana) para identificar la fuente de la enfermedad por lo que mantienen cerrado el establecimiento para proporcionar al departamento de sanidad todas las facilidades para determinar el origen que, subrayan, "es un incidente aislado".

La atención sobre las condiciones higiénicas en las cadenas de restaurantes se extremó después de que a principio del mes de diciembre se detectaran más de 71 personas convalecientes de E. Coli que habían comido en Taco Bell, sin que por el momento se conozca el origen exacto del brote infeccioso.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies