Bush iniciará un plan de cooperación con México para luchar contra las amenazas a la seguridad

Actualizado 23/10/2007 0:32:45 CET

WASHINGTON, 22 Oct. (EP/AP) -

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, comunicó el lunes al Congreso que pretende iniciar un plan de cooperación con México para luchar contra las amenazas a la seguridad y que necesitará para ello 1.400 millones de dólares, tras lo cual pidió a la Cámara un adelanto de 500 millones para empezar a ejecutarlo.

La Casa Blanca explicó que el plan se orienta a "combatir las amenazas del tráfico de drogas, el crimen transnacional y el terrorismo". Indicó que Bush y el presidente mexicano, Felipe Calderón, "han discutido en varias ocasiones la importancia de un trabajo conjunto" de ambos países "en una alianza estratégica contra las amenazas comunes" a las que se enfrentan.

En una declaración emitida a través de la oficina de su portavoz, el Gobierno agregó que también está interesado en fortalecer la cooperación en materia de seguridad regional desde el sur de la frontera estadounidense hasta Panamá.

Para llevar a la práctica su proyecto, Bush solicitó al Congreso 50 millones de dólares para los países centroamericanos con el fin de combatir "los mismos peligros ocasionados por el crimen organizado, las pandillas violentas y los narcotraficantes".

El subsecretario de Defensa para el Hemisferio Occidental, Stephen Johnson, dijo la semana pasada que la ayuda fue pedida por México y que los 1.400 millones de dólares serían desembolsados a lo largo de varios años. Asimismo, precisó que el plan no implica ayuda militar.

La Casa Blanca manifestó que Bush aprecia "profundamente las valerosas acciones" que Calderón ha realizado en la campaña contra las drogas, así como "su deseo de mejorar" las relaciones bilaterales elevándolas a "un nuevo nivel de cooperación".

"Las acciones del presidente Calderón han tenido ya un efecto positivo en Estados Unidos", agregó, explicando que su campaña ha afectado las líneas de abastecimiento de los narcotraficantes, lo que ha contribuido a una escasez en la oferta de cocaína y metanfetamina en el país.

"Estados Unidos hará todo lo que esté a su alcance para apoyar los esfuerzos mexicanos" para acabar con "la fuerza y la impunidad de las organizaciones del narcotráfico y reforzar la capacidad de México para hacer frente a estas amenazas comunes", indicó.

El comunicado señala que, actuando coordinadamente Estados Unidos, México y las naciones centroamericanas pueden "derrotar a las organizaciones criminales que amenazan" a la región y que, por ello, Washington espera "trabajar estrechamente" con sus países vecinos "para lograr ese propósito".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies