EE.UU. niega que un coche bomba matase a 18 niños en Ramadi

Actualizado 01/03/2007 1:01:05 CET

BAGDAD, 1 Mar. (OTR/PRESS) -

La sucesión de atentados indiscriminados en Bagdad parece haber causado una confusión en torno al atentado mortal contra un grupo de niños que jugaba al fútbol en el bastión suní de Ramadi, que suscitó incluso la condena por parte del gobierno iraquí. Ayer, un portavoz del Ejército estadounidense en Irak aseguró hoy que la noticia sobre la muerte de 18 niños como consecuencia de un atentado con coche bomba en Ramadi es "falsa" y que la deflagración aludida fue en realidad una explosión controlada de munición incautada a la insurgencia, que fue más fuerte de lo previsto y acabó causando una treintena de heridos, ninguno grave.

Según informaba el martes la televisión estatal iraquí, el ataque se produjo en Ramadi, un enclave de la insurgencia suní al oeste de Bagdad. La Policía y el Ejército iraquíes confirmaron la cifra de fallecidos, pero posteriormente aseguraron que el atentado se produjo el lunes. No obstante, Mark Fox, portavoz y destinado en tareas administrativas de retaguardia, aseguró hoy que "la acusación es falsa" y dio a entender que los rumores comenzaron a circular después de que se produjera una explosión controlada por parte de las fuerzas estadounidenses que causó heridos en Ramadi.

Un comunicado del Ejército estadounidense informó el martes de que 30 civiles y un soldado iraquíes habían resultado heridos por el impacto de fragmentos después de que las tropas americanas hicieran detonar 15 bolsas con explosivos. Ninguno de los heridos corre peligro de perder la vida, añadió. "No hubo ninguna segunda explosión", declaró Fox a los periodistas, "y no hubo 18 niños muertos", añadió. Las autoridades iraquíes no se han pronunciado sobre estos hechos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies