El niño que murió ayer tras montar en una montaña rusa de Walt Disney tenía una enfermedad cardíaca congénita

 

El niño que murió ayer tras montar en una montaña rusa de Walt Disney tenía una enfermedad cardíaca congénita

Actualizado 30/06/2006 23:02:10 CET

LAKE BUENA VISTA (FLORIDA, EEUU), 30 Jun. (EP/P) -

El niño de 12 años que murió después de subir a una montaña rusa de Walt Disney World en Florida padecía una enfermedad cardíaca congénita, según dictaminó hoy un médico forense.

La autopsia de Michael Russell se hizo al día siguiente de que se desmayara en la atracción "Rock 'n' Roller" del parque de Disney MGM. Su padre, un veterano de la guerra de Irak, le practicó la reanimación cardiopulmonar, pero al llegar al hospital certificaron su fallecimiento.

"No se halló evidencia de lesiones, sino que se detectaron anomalías cardíacas congénitas que serán evaluadas más a fondo", afirmó la oficina del médico forense del condado de Orange en un comunicado. La causa de la muerte oficial se anunciará después la realización de más pruebas, señaló la doctora Sara H. Irrgang, de la oficina forense.

Disney World reabrió hoy la montaña rusa después de determinar que no hubo ningún falla mecánico involucrado en la muerte del niño. En su página web, así describe Disney al "Rock 'n' Roller": "Pasa de 0 a 100 kilómetros por hora con la fuerza de un F-14 supersónico, toma curvas y vueltas a alta velocidad mientas escuchas una banda sonora de Aerosmith grabada especialmente".

"Los ingenieros y expertos de sistemas de Walt Disney World terminaron una exhaustiva inspección de la atracción durante la noche y hallaron que está trabajando adecuadamente. Un representante de la agencia estatal de Inspección Justa de Atracciones supervisó la revisión y pruebas", apuntó la compañía en un comunicado.

Disney y otros parques de diversiones están exonerados de supervisión estatal, pero Disney ha permitido al Gobierno hacer revisiones en casos fatales.

El menor de Kentucky se montó en la montaña rusa con su padre y un hermano de 7 años. Al terminar el paseo, Byron Russell, veterano de la guerra de Irak, se dio cuenta de que su hijo apenas se movía, y le practicó una reanimación cardiopulmonar hasta que los paramédicos llegaron.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies