Obama presiona a favor de su reforma sanitaria y amenaza con "tiempos peores" si no se aprueba ya

Actualizado 20/07/2009 23:44:49 CET

NUEVA YORK, 20 Jul. (del corresponsal de EUROPA PRESS, Emilio López Romero) -

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, volvió a salir en defensa de su propuesta de reforma sanitaria que está siendo debatida estos días en el Congreso y aseguró que es el momento de actuar y acabar con el status quo porque de no hacerlo la situación empeorará considerablemente.

"La necesidad de una reforma es urgente e incuestionable", advirtió Obama al término de una visita a un hospital de niños en Washington. "Nadie duda de que estamos en un camino insostenible y todos sabemos que hay formas más eficientes de hacer las cosas", añadió.

El coste de los seguros médicos en el país se ha duplicado en la última década y cada vez son más las familias estadounidenses que tienen problemas para acceder a una atención médica razonable a medida que siguen aumentando las listas del paro.

"Lo cierto es que hemos hablado de este tema hasta el cansancio, un año tras otro, pero a menos que actuemos, y actuemos ahora, nada cambiará", añadió el presidente. "Y las cosas sólo se van a poner peor", advirtió.

El presidente confió en que el proyecto de ley, duramente criticado desde el Partido Republicano que no ha dudado en tachar la reforma de "socialista", pueda ser aprobado "antes de que concluya el año", para lo cual pidió el apoyo de todos los estadounidenses.

Obama defendió el trabajo de los médicos y el resto del personal sanitario del país, de quienes resaltó que se han visto obligados a luchar contra un sistema que, según dijo, "funciona mejor para las farmacéuticas y compañías de seguros que para los estadounidenses" de a pié.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies