EEUU recrudece el proceso de detención de las inmigrantes embarazadas que entran de forma ilegal en el país

ICE
NOELIA MURILLO - Archivo
Publicado 30/03/2018 5:59:01CET

MADRID, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha anunciado este jueves que ha revertido la política de liberación de las inmigrantes embarazadas que entran en el país de forma ilegal, una medida que fue aprobada bajo el Gobierno de su predecesor Barack Obama.

Bajo la nueva política, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) --que ha enviado el proyecto al Congreso-- examinará caso por caso, según ha recogido la cadena de televisión CNN.

Según la nueva normativa, los agentes de inmigración no pondrán en libertad directamente a las mujeres embarazadas que se encuentren bajo custodia policial si carecen de documentación o están sujetas a un proceso de deportación.

Las mujeres que se encuentren en su tercer trimestre de embarazo y no requieran ser detenidas bajo circunstancias excepcionales serán puestas en libertad como hasta ahora, según ha explicado Philip Miller, funcionario del ICE.

"Al igual que hay hombres que cometen actos de una violencia atroz, hay mujeres que cometen ese mismo tipo de actos", ha sostenido Miller durante una rueda de prensa.

El mandatario republicano ha prometido tomar medidas enérgicas contra la inmigración ilegal. Por otra parte, congresistas demócratas y grupos de defensa de los Derechos Humanos han criticado al Gobierno de Trump por separar a los inmigrantes de sus hijos cuando se encuentran detenidos en el país.

Bajo la Administración Obama, el ICE anunció que las mujeres embarazadas que no estaban sujetas a detención obligatoria debían ser puestas en libertad de forma inmediata. No obstante, la nueva política del Gobierno recrudece el proceso de detención para las mujeres embarazadas sin documentos.

Al menos 35 mujeres embarazadas se encuentran actualmente bajo custodia, según datos del ICE, que ha indicado que el cambio busca "alinearse mejor" con las políticas del presidente Trump.