Rice enviará una carta a los diplomáticos estadounidenses para calmar su enfado por la obligación de ir Irak

Actualizado 02/11/2007 3:54:08 CET

WASHINGTON, 2 Nov. (EP/AP) -

La secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, enviará un comunicado a los diplomáticos estadounidenses para calmar su enfado ante la obligatoriedad de trabajar en Irak so pena de ser cesados, según transmitió ayer a los periodistas el portavoz de la Secretaría de Estado, Sean McCormack.

Rice enviará un comunicado a todas las embajadas y misiones estadounidenses en el extranjero para explicar su decisión de iniciar la mayor movilización diplomática desde Vietnam, tras un alborotado "encuentro" en el Departamento de Estado en el que el personal diplomático se quejó de haber recibido órdenes de trabajar obligatoriamente en Irak, ante la necesidad de cubrir ciertas vacantes y la falta de voluntarios, dijo el Departamento.

"La secretaria enviará un comunicado por todo el mundo a las personas afectadas por esta decisión así como para animar al personal a servir en Irak", dijo McCormack. El portavoz insistió que el comunicado no es una "respuesta directa" a la enconada reunión del miércoles, aunque reconoció que "trata algunos de los puntos mencionados en esa reunión".

Rice, que no asistió al encuentro, dejó claro en el comunicado que el personal diplomático tiene la obligación de cumplir el juramento que prestó de ejecutar fielmente la política y directrices del gobierno y de estar dispuesto a servir en cualquier parte del mundo que requiera su presencia, dijo McCormack.

Pese a la oposición a la obligatoriedad de trabajar en Irak mostrada en la reunión por los asistentes, McCormack destacó que desde el 2002 más de 1.500 diplomáticos estadounidenses han servido en la embajada de Bagdad y en los Equipos de Reconstrucción Provincial en las zonas adyacentes, además indicó que el 94% de los cargos en ese país están ahora cubiertos.