EEUU: Rusia "no ha dado pasos demostrables" para apoyar la entrega de ayuda en Siria

 

EEUU: Rusia "no ha dado pasos demostrables" para apoyar la entrega de ayuda en Siria

Un convoy de ayuda humanitaria llega a la localidad siria de Daraya
TWITTER/@ICRC_SY
Publicado 09/06/2016 3:25:23CET

MADRID, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Estados Unidos ha afirmado este miércoles que Rusia "no ha dado pasos demostrables" para apoyar los esfuerzos para entregar ayuda humanitaria en las zonas sitiadas de Siria.

"Obviamente, estamos decepcionados, para decirlo suavemente, porque semanas después del consenso alcanzado el 17 de mayo, Rusia no ha dado pasos demostrables para apoyar la petición del Grupo Internacional de Apoyo a Siria para entregar ayuda por aire", ha dicho el viceportavoz del Departamento de Estado, Mark Toner.

En este sentido, ha sostenido que "estuvieron en Viena --durante el encuentro-- y se comprometieron con la fecha límite", en referencia al acuerdo para entregar ayuda por aire si no había acceso por tierra antes del 1 de junio.

"Rusia cuenta con efectivos aéreos sobre el terreno en Siria y tiene claramente el permiso del Gobierno sirio para volar", ha agregado, mencionando de esta manera las operaciones militares de Moscú en el país.

Naciones Unidas aseguró el martes que todavía está esperando a que el Gobierno de Siria le de autorización para que un convoy cargado con ayuda humanitaria entre en la localidad asediada de Daraya.

"El bloqueo de la ayuda es un tema político", afirmó Ahmad Fawzi, portavoz de Naciones Unidas, en un encuentro con periodistas en Ginebra. "Daraya está a doce kilómetros de Damasco, por lo que se puede hacer pero necesitamos en visto bueno político por parte del Gobierno", indicó.

La semana pasada, el Gobierno sirio, bajo la presión de su principal aliado, Rusia, y de otros países del Grupo Internacional de Apoyo a Siria, que supervisa el proceso de paz, autorizó que un primer convoy con ayuda humanitaria de Naciones Unidas entrara en Daraya, en el primer cargamento autorizado desde finales de 2012.

El convoy llevó leche para bebés y suministros médicos para unos 4.000 civiles, justo a tiempo para que el Gobierno sirio cumpliera el plazo límite del jueves para mejorar el acceso de la ayuda humanitaria antes de que se procediera a enviarla lanzándola desde el aire.

Ese convoy no llevó alimentos a Daraya, donde Naciones Unidas ha advertido de que hay niños malnutridos que morirán si no llega la ayuda exterior. Los responsables de Naciones Unidas confiaban en que el segundo convoy, el que trasladará alimentos, llegara el viernes pasado pero se ha retrasado por la falta de permiso del Ejecutivo de Damasco.

Los opositores sirios sostienen que el Ejecutivo autorizó el primer convoy para rebajar la presión internacional en el marco de un cínico plan para mejorar su imagen.

Buzaina Shaaban, asesora del presidente sirio, Bashar al Assad, aseguró la semana pasada que "nadie se muere de hambre en Daraya", una localidad que está "produciendo guisantes, judías, comida y frutos del bosque suficientes para toda Siria".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies