EEUU sanciona al comandante de los guardaespaldas del primer ministro de Camboya

Hun Sen
REUTERS / PRING SAMRANG - Archivo
Publicado 13/06/2018 11:22:34CET

NOM PEN, 13 Jun. (Reuters/EP) -

Estados Unidos ha impuesto sanciones contra el comandante de los guardaespaldas del primer ministro de Camboya, Hun Sen, acusándole de usar la fuerza para amenazar a oponentes durante décadas, lo que le convierte en el primer miembro del círculo cercano del mandatario en ser sancionado por Washington.

El general Hing Bun Hieng, director de la Unidad de Guardaespaldas del Primer Ministro (PMBU), ha sido sancionado por "ser el líder de una entidad implicada en un grave abuso de los Derechos Humanos", ha anunciado el Departamento del Tesoro estadounidense.

"Bun Hieng y la PMBU han estado conectados a los incidentes en los que se usó la fuerza militar para amenazar concentraciones de manifestantes y a la oposición política desde al menos 1997, incluido un incidente en el que un ciudadano estadounidense resultó herido por esquirlas", ha precisado el Tesoro en un comunicado.

Las sanciones, impuestas bajo la ley de 2012 conocida como Magnitsky Act, bloquea cualquier propiedad o interés en propiedades por parte del general bajo la jurisdicción de Estados Unidos. Asimismo, prohíbe a ciudadanos estadounidenses realizar transaciones con Hing Bun Hieng.

El Ministerio de Defensa de Camboya ha condenado las sanciones, que ha considerado una violación de las leyes y la soberanía del país asiático. "El Ministerio de Defensa Nacional del reino de Camboya expresa su pesar, rechaza y condena firmemente la irrespetuosa acción del Tesoro estadounidense", ha señalado en un comunicado.

El Gobierno también ha criticado la decisión estadounidense, refiriéndose en un comunicado al bombardeo por parte de Estados Unidos de Camboya durante la Guerra de Vietnam. "Estados Unidos también debería ser preguntado por los soldados estadounidenses que mataron a millones de camboyanos en los 1970, que dejaron bombas para que la gente las siga viendo hoy en día", ha afirmado. "¿No es eso una violación de los Derechos Humanos por parte de Estados Unidos?", ha añadido.