EEUU todavía está dispuesto a enviar a ayuda a Corea del Norte

Actualizado 23/04/2013 7:28:30 CET

WASHINGTON, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Estados Unidos todavía está dispuesto a enviar ayuda a Corea del Norte para que supere la crisis alimentaria que padece, según ha dicho este lunes el enviado especial de la Casa Blanca al régimen comunista para asuntos humanitarios, Robert King.

   "Si hay una solicitud de ayuda, estoy seguro de que echaríamos un vistazo", ha dicho. "Intentamos mantener nuestra asistencia humanitaria separada de las consideraciones políticas", ha explicado, en una rueda de prensa celebrada en el Departamento de Estado, según ha informado la agencia de noticias Yonhap.

   No obstante, ha subrayado que para ello Corea del Norte tendría que cumplir con los tres requisitos establecidos por Estados Unidos para enviar ayuda humanitaria: que tenga necesidades reales, que sean mayores que las de otros países y transparencia en la distribución de la ayuda.  

   Interrogado a este respecto, King ha admitido que, "de acuerdo con los informes de varias organizaciones internacionales, las condiciones (alimentarias) son muy difíciles en Corea del Norte". "La gente no tiene suficientes proteínas", ha detallado.

   InfoMongolia ha revelado este lunes que el embajador norcoreano en Ulán Bator, Hong Gyu, solicitó al presidente mongol, Tsakhiagiin Elbegdor, durante la entrega de sus cartas credenciales, el pasado 16 de abril, que enviara ayuda alimentaria.

   De confirmarse, la solicitud de Corea del Norte a Mongolia no sería rara, ya que Pyongyang y Ulán Bator mantienen relaciones de amistad desde 1948, cuando decidieron crear vínculos diplomáticos.

   En los últimos años se ha especulado con que Corea del Norte sufre una crisis alimentaria similar a la de la década de 1990. Corea del Sur y Estados Unidos se comprometieron a enviar ayuda, pero el acuerdo se rompió en febrero de 2012, cuando el régimen comunista anunció que lanzaría un cohete de largo alcance.

   Aunque técnicamente las dos Coreas siguen en guerra porque solo firmaron un armisticio, la escalada de tensión se ha disparado debido a los lanzamientos de cohetes de largo alcance de abril y diciembre de 2012 y a la prueba nuclear del pasado 12 de febrero.

   En este contexto, Corea del Norte ha declarado el estado de guerra en la península coreana y ha amenazado con atacar objetivos surcoreanos y estadounidenses, en concreto, las bases militares que el país norteamericano posee en la región.

CAMPOS DE TRABAJO

   Por otro lado, King ha insistido en que la situación humanitaria en Corea del Norte es "atroz", especialmente por la existencia de campos de trabajo en los que, según las organizaciones internacionales, hay unos 200.000 presos, en su mayoría políticos.

   King ha indicado, citando a las organizaciones internacionales, que la situación humanitaria ha empeorado bajo el Gobierno de Kim Jong Un, que comenzó su andadura el 17 de diciembre de 2011, ya que ha fortalecido el control sobre la población.

   "El número de norcoreanos que han abandonado el país ha descendido. El año pasado fueron probablemente el 57 por ciento de los del año anterior. Lo único que hemos notado es un mayor control fronterizo", ha explicado.

   King ha reiterado su compromiso de abordar la situación humanitaria en Corea del Norte y ha propuesto hacerlo aumentando la presión sobre el régimen comunista, por ejemplo, a través de China, su principal aliado regional.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies