EEUU urge a Rusia a que presione a Al Assad para poner fin a los asedios en Siria

Vista general de un barrio destruido en Alepo
ABDALRHMAN ISMAIL/REUTERS
Actualizado 08/08/2016 22:05:08 CET

NUEVA YORK, 8 Ago. (Reuters/EP) -

Estados Unidos ha urgido este lunes al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas a que no permita bajo ninguna circunstancia que los civiles que se encuentran en la ciudad siria de Alepo dejen de recibir ayuda humanitaria, tras lo que Rusia ha acusado la Casa Blanca de tratar de utilizar la crisis humanitaria como un arma política.

Los rebeldes lograron este sábado romper el sitio al que se veían sometidos y avanzaron hacia las tropas del Gobierno, traspasando la línea que les impedía comunicarse con el resto de zonas bajo su control y llegando a cortar la vía de suministros de las tropas de Bashar al Assad, lo que podría provocar un nuevo sitio, que esta vez sería sufrido por las fuerzas del Gobierno.

Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Nueva Zelanda y Ucrania han celebrado este lunes una reunión informal del Consejo de Seguridad para discutir la situación actual en Alepo, en la que han contado con las intervenciones de varios trabajadores de rescate y autoridades sanitarias que trabajan en la zona.

"Si los combates continúan es muy probable que los civiles que se encuentran a ambos lados del frente dejen de recibir asistencia humanitaria. No podemos permitir que esto suceda" ha declarado la embajadora estadounidense para Naciones Unidas, Samantha Power.

De acuerdo con datos de la ONU, el Ejército sirio es el responsable del 80 por ciento de las zonas que se encuentran bajo asedio en Siria. Alepo, la ciudad más grande antes de que estallase el conflicto, ha estado dividida entre las zonas controladas por los rebeldes sirios y las áreas controladas por las fuerzas 'assadistas' desde 2012.

"Urgimos una vez más a Rusia a que deje de facilitar estos asedios y utilice su influencia para presionar al régimen de Al Assad para que ponga fin a estos asedios de una vez por todas", ha añadido Power.

La Oficina de Ayuda Humanitaria de la ONU ha pedido que se realice un alto al fuego de 48 horas cada semana para permitir la distribución de ayuda humanitaria en Alepo.

El embajador ruso para Naciones Unidas, Vladimir Safronkov, ha acusado a Estados Unidos y a sus aliados occidentales de politizar la crisis humanitaria, y les ha exigido que "admitan que la principal causa de todos los problemas humanitarios de Siria no son las acciones antiterroristas del Gobierno de Al Assad".

"La propaganda y la retórica emocional, las acusaciones infundadas, la campaña de desinformación... Todo indica que no podemos avanzar hacia la estabilidad política en Siria", ha añadido Safronkov. El embajador ruso ha declarado que el primer paso para avanzar hacia el fin del conflicto sirio, que ya ha cumplido cinco años, es unir esfuerzos para combatir el terrorismo y facilitar una reanudación de las conversaciones de paz.