Los egipcios residentes en el extranjero empiezan a votar en las elecciones presidenciales

Abdelfatá al Sisi
REUTERS / POOL NEW - Archivo
Publicado 16/03/2018 20:32:20CET

MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los egipcios residentes en el extranjero han empezado este viernes a votar en las elecciones presidenciales, en las que el actual mandatario, Abdelfatá al Sisi, parte como gran favorito al presentarse únicamente contra un rival que hasta su candidatura le apoyaba.

Los egipcios que viven fuera del país votarán este viernes, sábado y domingo en un total de 124 países, si bien los residentes en Yemen y Libia --que equivalen a varios cientos de miles-- no podrán hacerlo debido a los conflictos en dichas naciones.

La Autoridad Nacional de Elecciones de Egipto ha subrayado que el proceso transcurre por el momento sin mayores incidentes y ha destacado una "gran participación" en Arabia Saudí.

En caso de que sea necesaria una segunda vuelta, los egipcios residentes en el extranjero votarán entre el 19 y el 21 de abril, según ha recogido el diario local 'Al Ahram'.

Los egipcios que residen en el país africano acudirán a las urnas entre el 26 y el 28 de marzo y, en caso de ser necesaria una segunda vuelta, entre el 24 y el 26 de abril.

Una coalición de partidos y organizaciones izquierdistas y liberales de Egipto hicieron el 30 de enero un llamamiento al boicot en las elecciones presidenciales, criticando que "no hay ningún signo positivo de que el régimen vaya a garantizar un proceso libre y justo".

El Gobierno egipcio ha rechazado las críticas a las elecciones, en las que Al Sisi se enfrentará únicamente a Musa Mustafá Musa, líder del partido Ghad, quien presentó su candidatura horas antes de la fecha límite.

El candidato de último minuto tenía como foto de perfil en su página personal de Facebook una imagen de Al Sisi con el mensaje "Le apoyamos como presidente de Egipto" horas antes de presentar su candidatura.

Al Sisi, antiguo jefe del Ejército, fue elegido presidente en 2014, un año después de liderar el golpe de Estado militar que derrocó al entonces presidente, el islamista Mohamed Mursi. Ahora, se prevé que gane con comodidad su reelección en los comicios, los terceros desde la ola de protestas que derrocó al presidente Hosni Mubarak.

SUSPENSIÓN DE CAMPAÑAS

Naciones Unidas, grupos de defensa de los Derechos Humanos y líderes opositores han condenado el proceso electoral y han asegurado que hay intimidación a los simpatizantes de la oposición, arrestos y un proceso de validación de candidaturas que favorece al actual mandatario.

La Comisión Electoral ha dicho que garantizará que las elecciones sean libres y transparentes. El registro de la candidatura de Musa llegó dos días después de que Hisham Genena, ex jefe de campaña del ex jefe de Estado Mayor Sami Anin fuera agredido.

La campaña de Anan para presentarse a las presidenciales fue suspendida después de que el general fuera arrestado la semana pasada bajo la acusación de presentarse como candidato sin tener el permiso de las Fuerzas Armadas.

En diciembre, un tribunal militar sentenció a seis años de cárcel a un coronel del Ejército después de que anunciara su intención de presentarse a las elecciones.

Además, el rival con más opciones, el ex primer ministro Ahmed Shafiq, retiró su candidatura al asegurar que, tras volver a Egipto, lo había pensado mejor, en medio de las informaciones sobre su posible arresto domiciliario.

Por su parte, Mohamed Anuar el Sadat, exparlamentario y sobrino del asesinado presidente egipcio Anar el Sadat, anunció a mediados de mes que no se presentará a las elecciones argumentando que "hay indicaciones de que el escenario electoral no es tranquilizador".