Egipto ahorca a quince milicianos condenados por ataques contra las fuerzas de seguridad en el Sinaí

Publicado 26/12/2017 13:34:13CET

EL CAIRO, 26 Dic. (Reuters/EP) -

Las autoridades de Egipto han ejecutado en la horca este martes a quince milicianos condenados por llevar a cabo ataques que acabaron con la vida de varios agentes de las fuerzas de seguridad en la península del Sinaí, según han informado fuentes de los servicios de seguridad egipcios.

Las fuentes consultadas han señalado que las ejecuciones se han realizado en dos prisiones del norte del país a primera hora de este martes. Un tribunal militar ha aprobado las sentencias y funcionarios del Ministerio del Interior han llevado a cabo las ejecuciones de manera simultánea en las cárceles de Borj al Arab y Wadi al Natrun.

La mayoría de los milicianos proceden de la región del Sinaí y estaban acusados de formar parte de grupos terroristas y de participar, planear y contribuir en ataques que acabaron con la vida de varios militares y policías, según las mismas fuentes.

Provincia del Sinaí, la rama local de Estado Islámico, ha llevado a cabo varios ataques contra las fuerzas de seguridad en los últimos meses en el norte del Sinaí y, en 2016, amplió su rango de ataques para atentar contra cristianos y otros grupos de civiles.

A finales de noviembre, un atentado contra una mezquita sufí en el norte de la península del Sinaí acabó con la vida de más de 300 personas, convirtiéndose en el ataque con más víctimas mortales registrado en la historia reciente de Egipto. La autoría del ataque ha sido atribuida a Estado Islámico aunque el grupo terrorista islamista no lo ha reivindicado.

Días después del atentado, el presidente de Egipto, Abdelfatá al Sisi, ordenó a las Fuerzas Armadas y a las fuerzas de seguridad que pusieran en marcha una operación para pacificar la península del Sinaí y les autorizó a utilizar "toda la fuerza bruta necesaria" para lograr el objetivo.

En 2015, las autoridades de Egipto ejecutaron a seis personas por matar a dos soldados durante una operación militar en la provincia de Qalyubiah, al norte de El Cairo.

Las ejecuciones de este martes llegan días después de que el presidente del país, Abdelfatá al Sisi, ordenara a las Fuerzas Armadas y las fuerzas de seguridad egipcias la puesta en marcha de una campaña para garantizar la seguridad en la península del Sinaí.