Esther Pons espera este año continuar con el cierre de la tumba saita número 14 de la excavación de Oxirrinco

Actualizado 01/03/2007 16:18:04 CET

VALLADOLID, 1 Mar. (EUROPA PRESSS) -

La doctora Esther Pons afirmó hoy que espera que este año pueda continuarse con el cierre de la tumba saita número 14 de la excavación arqueológica de Oxirrinco, en El-Bahnasa, en Egipto, donde comenzarán los trabajos previsiblemente en el mes de octubre.

Pons explicó hoy en rueda de prensa en Valladolid el estado en el que se encuentra dicha excavación, tema central de una conferencia que pronuncia en la Fundación Cristóbal Gabarrón dentro de los actos organizados con el XV aniversario de su creación.

Pons, conservadora del Departamento de Antigüedades egipcias del Museo Arqueológico Nacional, trabaja desde el año 2000 excavando en el yacimiento arqueológico de Oxirrinco, a unos 180 kilómetros al sur de El Cairo, y siempre en la tumba 14 como coordinadora y responsable.

La doctora indicó que en el mes de octubre, tras el Ramadán, pretende continuar con el cierre de esta tumba para tratar de dejarla tal y como se construyó originalmente.

La tumba cuenta con 200 metros cuadrados y cuenta con once habitaciones, aunque una parte se encuentra destruida, sin techo y paredes, pero conserva unos restos importantísimos, de carácter funerario.

El problema con este yacimiento es que se descubrió a raíz de unos papiros en unos basureros y, una vez que comenzaron las excavaciones, se produjeron robos sistemáticos hasta que en 1992 se constituyó una misión mixta entre España y el Servicio de Antigüedades de Egipto.

Esta tumba de grandes dimensiones está construida con grandes bloques de piedra caliza con cuatro de las once habitaciones abovedadas, entre las que destacan las números cuatro, seis y siete.

En concreto, en la habitación número cuatro, y a lo largo de todo el muro oeste, se encontraron una gran cantidades de recipientes cerámicos y de piedra, así como una olla de barro en cuyo interior había más de 50 figuras de bronce del dios Osiris, único hasta ahora en Egipto. Se trataba pues de una habitación de ofrendas relacionada con las cámaras en donde se hallaban los sarcófagos.

La habitación número seis es abovedada, completa, y en cuyo interior se encontró, no sólo el cuerpo del titular, una mujer llamada Tadiher, sino también todo el ajuar funerario compuesto de vasos canopos, cerámicas, ushebtis, numerosas cuentas de collar y amuletos de diversos materiales, así como cartonaje con llamativos colores y abundantes restos de pan de oro.

En la séptima habitación, también abovedada, se descubrieron tres sarcófagos antropomorfos, uno de ellos epigráfico, que aludía a la figura de un tal Padineith, hijo de Tadiher. En su interior, además de la momia había numerosas cuentas de collar, amuletos, algunos de ellos de oro. En cuanto a los otros dos sarcófagos, un hombre y una mujer, también tenían numerosos adornos y ushebtis, que evidenciaban la importancia de las personas allí enterradas.

Precisamente esta habitación número siete fue el hallazgo que caracterizó la última campaña de excavaciones, en las que trabajan entre diez y 15 personas, que también descubren un templo subterráneo dedicado a Osiris que, entre otras, albergaba una escultura de cuatro metros de altura.

La dificultad ahora se centra en el mal estado de la tumba, la cual se encuentra apuntalada, y la profundidad de entre siete y otro metros bajo tierra a la que se encuentra, indicó Pons.

La doctora espera que se pueda reconstruir, dado que el gobierno egipcio quiere que la zona sea una especie de "parque temático" porque en este entorno se localizan diferentes excavaciones que cubren un importante periodo cronológico.

El problema, explicó Esther Pons, es que la restauración que hay que llevar a cabo es cara y a ello hay que añadir que en este país hay ciertas particularidades a la hora de restaurar y a los egipcios les puede llamar la atención o "chocar" determinadas técnicas. Además, en ocasiones hay dificultades para encontrar materiales.

En este contexto, la doctora añadió que se está construyendo un edificio en las cercanías del yacimiento, aunque debería de haberse terminado el pasado año, que pretende ser un centro de trabajo y albergar algunos de los hallazgos, los cuales permanecerán en Egipto.

XV AÑOS DE FUNDACIÓN

La coordinadora del Museo de la Fundación Cristóbal Gabarrón, Rosa María Gabarrón, presentó hoy a la conferenciante y explicó el marco en el que se desarrolla esta actividad.

Así, concretó que paralelamente se está dando a conocer las colección 'Los Pilares de la Historia', que cuenta con nuevas adquisiciones, y que estudia precisamente Esther Pons.

El Museo abrirá hoy a partir de las 18.00 horas sus puertas gratuitamente para que el público pueda ver estas adquisiciones, que pertenecen a arte egipcio (sellos escarabeos de entre 1785 al 1552 antes de Cristo y amuletos del 664 al 323 antes de Cristo), arte romano (34 piezas de vidrio de los siglos II al IV después de Cristo, entre otras), arte fenicio y griego.

Además, la Fundación prepara una exposición sobre Dalí de más de 200 piezas que se espera desarrollar en el mes de abril, indicó Rosa María Gabarrón, quien no se atrevió a concretar fechas debido a la dificultad de reunir las diferentes obras, procedentes de todo el mundo.

Entre las piezas se encuentran pinturas, esculturas, objetos personales, libros, etcétera, que actualmente están en manos privadas y que se mostrarán en Valladolid en una exposición comisariada por el que fuera secretario personal de Dalí, Enrique Sabater.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies