Egipto, Etiopía y Sudán cierran sin acuerdo una nueva ronda de contactos sobre la Presa del Gran Renacimiento

Presa Gran Renacimiento
TIKSA NEGERI / REUTERS - Archivo
Actualizado 06/04/2018 21:19:41 CET

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

Los gobiernos de Egipto, Etiopía y Sudán han cerrado sin acuerdo la nueva ronda de contactos celebrada en torno a la presa que Adís Abeba está construyendo en su parte del Nilo, una construcción que ha provocado críticas desde El Cairo.

El Ministerio de Exteriores de Sudán, Ibrahim Ghandur, ha confirmado que las conversaciones "se han saldado sin consenso", si bien ha resaltado que las conversaciones "fueron constructivas e importantes".

"Podríamos haber obtenido muchas respuestas, pero en este caso hay asuntos controvertidos que a menudo necesitan paciencia y voluntad", ha dicho, tal y como ha recogido el portal local de noticias Sudan Tribune.

Por su parte, el portavoz del Ministerio de Exteriores etíope, Meles Alem, ha subrayado que el encuentro fue "abierto" y que tuvo "un espíritu de mutua confianza", según ha informado la cadena de televisión local Fana BC.

En esta misma línea se ha expresado el titular de la cartera de Exteriores de Egipto, Samé Shukri, quien ha indicado que los contactos han sido "transparentes y francos, si bien infructuosos", según el diario local 'Al Masry al Youm'.

"Seguiremos (con las conversaciones) de acuerdo con las instrucciones de los líderes de los tres países para poner fin a este asunto en un plazo de 30 días, para buscar una vía de poner fin al estancamiento durante este periodo", ha dicho.

Egipto y Etiopía están enfrentados por la construcción de la Presa del Gran Renacimiento (conocida popularmente como GERD), un proyecto hidroeléctrico que El Cairo teme que reduzca el agua que llega a sus campos y presas desde Etiopía vía Sudán.

Etiopía, que está financiando en solitario el proyecto y espera convertirse en el mayor generador y exportador de electricidad del continente, rechaza estas acusaciones. Sudán, por su parte, apoya la presa ya que regulará los flujos y suministrará electricidad y regadío.

Las conversaciones entre los tres gobiernos llevan meses bloqueadas por el desacuerdo sobre la redacción de un estudio sobre el impacto medioambiental de la presa.

Las tensiones por el uso del río más largo del mundo han ido en aumento entre Egipto y Etiopía, aumentando el temor de que las disputas puedan terminar degenerando en un conflicto.

Contador