El Ejército anuncia que ha retomado el control de Kifr Saghir

Publicado 07/07/2014 4:09:45CET

La CNFORS denuncia la existencia de coordinación entre el Gobierno y el Estado Islámico

MADRID, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Ejército de Siria ha anunciado este domingo que ha retomado el control de Kifr Saghir, ubicada en el norte de la localidad de Alepo, tras "desmantelar varios artefactos explosivas y minas colocadas por terroristas en las calles y casas de la ciudad", según ha informado la agencia estatal siria de noticias, SANA.

Alepo, que antes del estallido del conflicto era uno de los núcleos comerciales del país, ha sido dividida desde julio de 2012 tras una ofensiva de los grupos opositores armados, que consiguieron hacerse con parte de la ciudad.

Desde diciembre de 2013, el Ejército sirio ha incrementado su ofensiva contra la zona controlada por los rebeldes, bombardeando intensamente dichas áreas y provocando cientos de muertos y un éxodo masivo. En las últimas semanas, las fuerzas gubernamentales han conseguido importantes avances en la zona.

Este mismo domingo, el portavoz de la Coalición Nacional para las Fuerzas de la Oposición y la Revolución Siria (CNFORS), Louay Safi, ha denunciado la existencia de una conexión entre el Gobierno sirio y el Estado Islámico (antiguo Estado Islámico de Irak y el Levante, ISIS), debido a los avances del Ejército en Alepo y del Estado Islámico en Deir Ezzor.

"Estos avances no se han visto interrumpidos por un sólo enfrentamiento entre las fuerzas del régimen y del ISIS, lo que demuestra la existencia de una total coordinación entre ellos", ha argumentado, según un comunicado publicado por la propia CNFORS.

Así, Safi ha atribuido las derrotas sufridas por los grupos opositores moderados "a las reticencias del Grupo de Amigos de Siria de entregar armas avanzadas (a estas milicias) para equilibrar la situación sobre el terreno".

"Estas reticencias contrastan con el apoyo ilimitado que recibe el régimen de (el presidente, Bashar) Al Assad de parte de sus aliados rusos e iraníes, que han conspirado contra el pueblo sirio y su revolución por la dignidad y la libertad", ha agregado.

Por ello, ha explicado que "el conflicto en Siria sólo puede ser solucionado cuando se haga frente a las raíces del conflicto político y militar". "Es fundamental que las potencias internacionales que tienen intereses enfrentados en la región asuman sus responsabilidades y dejen de azuzar el conflicto", ha remachado Safi.

BALANCE DE LA GUERRA

Desde el inicio de la ofensiva militar para aplastar las manifestaciones prodemocráticas que se iniciaron en marzo de 2011 en el país, alrededor de 150.000 personas han muerto, si bien organizaciones como el Observatorio Sirio por los Derechos Humanos sitúan la cifra por encima de los 160.000 fallecidos.

De acuerdo con los datos publicados por el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), actualmente hay 2.893.177 sirios registrados como refugiados en los países vecinos, de los cuales más de un 1,1 millones se encuentran en Líbano, donde se teme que para finales de año haya 1,6 millones de sirios.

El conflicto ha dejado, además de los muertos, más de 600.000 heridos, según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha lamentado que los combates han hecho que el otrora "excelente sistema sanitario" del país prácticamente haya desaparecido en algunas zonas.

La semana pasada, la secretaria general adjunta para asuntos humanitarios de Naciones Unidas, Valerie Amos, elevó a 10,8 millones el número de personas que necesitan acceso a la ayuda humanitaria en Siria, lo que supone un incremento de 1,5 millones respecto a la cifra dada por el organismo internacional hace seis meses. Así, más del 40 por ciento de los habitantes de Siria se han visto obligados a salir del país o a abandonar sus hogares durante estos tres años de conflicto.

Además, el pasado mes de octubre se detectó por primera vez desde 1999 el primer caso de polio en el país. Esto ha obligado a lanzar una campaña de inmunización entre los menores de cinco años tanto en Siria como en los países vecinos.

La guerra civil ha provocado una grave crisis humanitaria tanto dentro de Siria como en los países vecinos, en especial en Líbano y Jordania, donde los refugiados representan ya en torno al 20 por ciento y el 10 por ciento de su población.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies