El Ejército birmano comienza una investigación interna sobre el comportamiento de sus soldados en Rajine

Soldados birmanos
REUTERS
Publicado 13/10/2017 15:27:58CET

RANGÚN, 13 Oct. (Reuters/EP) -

El Ejército de Birmania ha puesto en marcha una investigación interna sobre el comportamiento de sus soldados durante la última ofensiva militar que ha tenido lugar en el estado de Rajine y que ha provocado la huida de más de medio millón de musulmanes rohingya a Bangladesh, muchos de los cuales han asegurado haber visto a los militares matar, violar y torturar a civiles.

Varios ataques coordinados perpetrados por milicianos rohingya en hasta 30 puestos fronterizos diferentes el pasado 25 de agosto provocaron una respuesta militar a gran escala en Rajine, que Naciones Unidas ha llegado a calificar de "campaña de limpieza étnica".

Un comité liderado por el Teniente General Aye Win ha comenzado este viernes una investigación sobre el comportamiento de los militares en Rajine, según ha informado la oficina del Comandante en jefe del Ejército. Las autoridades birmanas han insistido en que la investigación está justificada en la Constitución birmana.

De acuerdo con un comunicado publicado por el jefe del Ejército, el general Min Aung Hlaing, el panel de expertos les preguntará a los sentados en el banquillo si siguieron o no el código de conducta militar y si actuaron de acuerdo con las órdenes de sus superiores.

El Gobierno de Birmania ha rechazado participar en la investigación puesta en marcha por Naciones Unidas sobre los supuestos abusos cometidos por el Ejército birmano contra los rohingya en octubre de 2016, tras otra oleada de violencia.

Este viernes, la líder 'de facto' de Birmania y premio Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi, ha declarado que se encuentra "consternada" por la crisis que involucra a la etnia, según ha hecho saber uno de sus asesores antes de reconocer que la preocupación de la mandataria no ha llegado como debería a la opinión pública.

Suu Kyi lleva meses en el centro de las críticas por su inacción a la hora de impedir que el Ejército -- todavía el actor más importante en el desarrollo político del país -- ejecute lo que la ONU y varias ONG creen que se trata directamente de una operación de limpieza étnica, si bien los militares aseguran que se trata de un conflicto iniciado por milicias separatistas de este grupo, concentradas en el estado de Rajine.

Por su parte, el general Min Aung Hlaing, aseguró este jueves que los rohingyas no son "nativos" birmanos sino "bengalíes" traídos al país por los "colonizadores", al tiempo que ha acusado a los medios de comunicación de estar exagerando las cifras de refugiados de esta comunidad llegados a Bangladesh procedentes de Rajine.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies