El Ejército egipcio dice que no ha disparado contra civiles

Actualizado 24/11/2011 13:53:17 CET

MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas ha asegurado este jueves que el Ejército no ha disparado en ningún momento contra los civiles concentrados en la plaza Tahrir de El Cairo y ha anunciado que las elecciones parlamentarias del próximo 28 de noviembre se celebrarán "a tiempo", a pesar de las "circunstancias".

Un miembro del Consejo, el general Mojtar al Mulá, afirmó durante una rueda de prensa --suscribiendo un mensaje emitido esta misma semana por el comandante del Ejército, el mariscal Mohamed Hussein Tantawi-- que las fuerzas armadas no pretenden atribuirse "la legitimidad que procede del pueblo" y que el "primer objetivo" de los militares "es el restablecimiento de la seguridad".

Asimismo, el general Al Mulá declaró que las fuerzas de seguridad han hecho un uso "correcto" de las armas de fuego para defender las instituciones y aseguró que "lo más correcto" era salvar vidas y que los soldados en ningún momento han apuntado "al pecho" de los ciudadanos egipcios.

Todos los activistas que han sido detenidos y procesados lo han sido por sus "actos" y no por sus "opiniones", agregó el militar, citado por la edición digital de la cadena de televisión Al Arabiya.

Al Mulá anunció --citando también a Tantawi-- que las elecciones parlamentarias se celebrarán "a tiempo", a pesar de los enfrentamientos. En el mismo sentido, el presidente del Comité Electoral, Abdel Moez Ibrahim, declaró en la misma rueda de prensa que el gobierno militar está "dispuesto" a celebrar en el plazo previsto las elecciones "en cualquier circunstancia".

Según el general Al Mulá, el Ejército egipcio respeta las opiniones de las personas concentradas en la plaza Tahrir de El Cairo, que reclaman el fin del régimen militar, pero advirtió de que los manifestantes "no representan a todo el pueblo egipcio" y que los ciudadanos del país tienen "absoluta confianza" en el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas.

El militar afirmó también que al Ejército deseaba formar un nuevo gobierno antes de las elecciones, después de aceptar el pasado lunes la dimisión del gabinete presidido por el exprimer ministro Essam Sharaf, y que las fuerzas armadas han cooperado con el Ministerio del Interior en la preparación de los comicios.