El Ejército de Filipinas afirma que el cerco al grupo Maute en Marawi podría terminar pronto

Marines filipinos junto a una mezquita en Marawi
ERIK DE CASTRO/REUTERS
Publicado 08/06/2017 7:44:18CET

MARAWI (FILIPINAS), 8 Jun. (Reuters/EP) -

El Ejército de Filipinas ha afirmado este jueves que el cerco a la ciudad de Marawi, donde las tropas combaten contra el grupo Maute, podría terminar pronto, debido a que los milicianos han sido reducidos a una "pequeña resistencia".

El jefe del mando del Ejército para la región de Mindanao Occidental, Carlito Gálvez, ha afirmado que los militares han entrado en tres zonas evacuadas por los milicianos, vinculados con el grupo yihadista Estado Islámico.

"Hemos visto comida, explosivos caseros, equipamiento de movilidad. Considerando que hemos paralizado su capacidad logística, contemplamos la posibilidad de que el final esté cerca", ha dicho.

Asimismo, ha asegurado que se calcula que los milicianos retienen "más o menos a cien civiles" en la ciudad, tal y como ha recogido la agencia británica de noticias Reuters.

Las declaraciones de Gálvez han llegado horas después de que las autoridades confirmaran la detención de un ex alcalde de Marawi por sus supuestos lazos con el grupo Maute, según ha informado el diario local 'Phil Star'.

El detenido ha sido identificado como Fahad Salic, ex esposo de la actriz Alma Moreno y casado con una hermana de Ominta Romato, quien fuera esposa de Cayamora Maute, padre de los dos hombres que fundaron el grupo.

Marawi, con más de 200.000 habitantes, está asediada, principalmente, por integrantes de Maute en un aparente intento por esconder al líder del grupo insurgente filipino Abú Sayyaf, Isnilon Hapilon, quien fue designado por el autodenominado Estado Islámico como 'emir' del grupo en el país asiático.

Según el portavoz de las Fuerzas Armadas de Filipinas, las autoridades habrían recibido "información creíble" de que Hapilon se encontraba en Marawi con su "séquito", en referencia al grupo Maute.

El presidente dijo el pasado mes de abril que Hapilon podría haber muerto en un bombardeo realizado el pasado mes de enero, cuando las Fuerzas Armadas anunciaron que 15 terroristas que acompañaban a Hapilon habían muerto en un bombardeo aéreo. Lorenzana confirmó entonces que el líder insurgente había resultado herido de gravedad.

Hapilon se encuentra además en la lista de más buscados del FBI por su papel en el secuestro de 17 filipinos y tres estadounidenses. Sobre él pesa una recompensa de cinco millones de dólares.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies