El Ejército de Filipinas identifica y pide el cierre de las cuentas de Facebook usadas por los terroristas

Operación de búsqueda del líder de Abú Sayyaf en Marawi, Filipinas
ROMEO RANOCO/REUTERS
Publicado 09/06/2017 17:13:26CET

MARAWI (FILIPINAS) 9 (Reuters/EP)

El Ejército de Filipinas ha pedido este viernes a Facebook que cierre decenas de cuentas que militantes islamistas han usado para publicar información falsa sobre el ataque en Marawi, en la isla de Mindanao, y para coordinar su batalla contra las fuerzas de seguridad.

Militares filipinos han identificado 63 cuentas con nombres falsos que pueden haber sido empleadas por el grupo Maute, aliado del Estado Islámico, y sus simpatizantes, a los que el Gobierno trata de expulsar de la ciudad de Marawi.

"Difunden mentiras e información falsa, y están dificultando nuestra lucha contra los terroristas", ha declarado el teniente coronel Joar Herrera en rueda de prensa en Marawi, donde al menos 200 terroristas siguen encerrados tras el intento de capturar la ciudad.

Portavoces del Ejército han estimado que entre 500 y 1.000 civiles siguen atrapados en el área bajo control de la milicia, que ha sido bombardeada este viernes.

Parte de la población está siendo utilizada como escudos humanos y los que se esconden en sus hogares corren el riesgo de ser capturados por los terroristas, sin agua corriente, electricidad o alimentos, ha dicho Zia Alonto Adiong, político involucrado en las evacuaciones.

"Estamos investigando el uso de redes sociales, que están siendo empleadas para radicalizar y reclutar a los jóvenes", ha declarado Herrera. "Estas plataformas difunden masivamente información falsa y propaganda de los grupos terroristas", ha añadido.

"Nuestra política comunitaria prohíbe el uso de la red social por personas involucradas o que apoyan cualquier tipo de actividad terrorista", ha ratificado un responsable de Facebook por correo electrónico.

"Los perfiles falsos tampoco están permitidos y borraremos las cuentas y el contenido que infrinja estas normas", ha añadido.

Maute es un grupo relativamente nuevo en Mindanao, una isla acosada por diferentes facciones fundamentalistas. Sin embargo, los analistas dicen que tiene una estructura más sofisticada y tienen mayor conocimiento del manejo de redes sociales que otras milicias que llevan más tiempo en la zona.

LA OFENSIVA DEL GOBIERNO
Filipinas es un país de mayoría cristiana. La isla de Mindanao, sin embargo, cuenta con bastantes áreas de población musulmana como la ciudad de Marawi.

Maute se unió al grupo Abú Sayyaf, cuyo líder Isnilon Hapilon fue proclamado por el Estado Islámico como su 'emir' en el sureste de Asia. Con los retrocesos del Estado Islámico en Siria e Irak el grupo terrorista busca asentarse en Mindanao, lo que supone una grave amenaza para toda la región del sureste asiática.

Cerca de 40 guerrilleros extranjeros, reclutados en Oriente Próximo pero procedentes sobre todo de Indonesia y Malasia, han estado luchando en Marawi.

El Ejército está haciendo retroceder a los milicianos, según portavoces oficiales, que informan de una importante disminución de los ataques rivales, que se han vuelto más selectivos. Se considera que los dos hermanos que fundaron Maute siguen dentro de Marawi.

Los civiles están siendo retenidos en mezquitas y escuelas coránicas y los terroristas se preparan para un largo asedio, almacenando armas y suministros en túneles y bases. El portavoz del Ejército Restituto Padilla ha declarado que el objetivo es terminar el bloqueo el lunes, el día de la independencia de Filipinas.

Según los últimos datos oficiales, las cifras de fallecidos ascienden a 138 terroristas, 40 militares y 20 civiles.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies