El Ejército israelí intensifica su ofensiva sobre las zonas controladas por Hezbolá en el sur de Beirut

Actualizado 14/07/2006 9:04:40 CET

BEIRUT, 14 Jul. (EUROPA PRESS)

Los ataques efectuados durante la noche del viernes por las fuerzas aéreas israelíes sobre los suburbios del sur de Beirut, controlados por los militantes de Hezbolá han dejado un balance de tres muertos y 55 heridos, según informaron fuentes policiales.

Los bombardeos nocturnos se han centrado en los barrios de mayoría chií donde, según fuentes del Ejército israelí, han sido atacados 15 objetivos entre los que se incluyen un depósito de combustible situado al sur de la ciudad portuaria de Sidon, la autopista que conecta Beirut con la capital de Siria, Damasco, varios puentes de la capital libanesa y, por último, la misma sede de los militantes de Hezbolá.

En Beirut los ataques han proseguido a lo largo de toda la madrugada de hoy. Según varios testigos, se ha podido escuchar el impacto de al menos siete misiles. Los daños materiales incluyen varios edificios seriamente dañados, así como coches aplastados por el peso de los balcones y de los trozos de fachada derribados.

El tanque de combustible se encontraba en la central eléctrica situada en la ciudad de Jiyé, a 32 kilómetros al sur de Beirut. Además, los bomberos todavía no han sido capaces de controlar el incendio provocado por la explosión de otro depósito, que tuvo lugar la noche del jueves en el aeropuerto de la capital.

Horas antes, el Ejército israelí advirtió a los ciudadanos de que no se aproximaran a las oficinas de Hezbolá, mediante el lanzamiento de panfletos. En el sur de la ciudad se encuentran la residencia del líder de la organización, Hassan Nasrallah; así como el Consejo de la Shura de Hezbolá, el órgano decisorio de la organización, y una emisora de la televisión de los militantes, Al Manar TV.

Ayer, dos cohetes lanzados desde Líbano por presuntos milicianos de Hezbolá cayeron sobre la localidad de Haifa, en el noroeste de Israel, sin que ninguna persona resultase herida, según informaron las autoridades hebreas.

Se trata de la primera vez que cohetes lanzados desde el país vecino llegan tan al interior de Israel. Haifa, bañada por el mar Mediterráneo, es la tercera ciudad más poblada de Israel con unos 300.000 habitantes. El ataque alcanzó el barrio de Stella Maris, una popular zona entre los turistas cristianos que está repleta de restaurantes, un monasterio y una iglesia.

La milicia chií libanesa había amenazado hoy con atacar con cohetes Haifa y sus alrededores si Israel hacía lo propio con Beirut y su periferia sur.

Sin embargo, Hezbolá negó tener cualquier implicación en los cohetes caídos en esta ciudad portuaria. Uno de los líderes de la milicia, Seik Naim Kassem, negó en una entrevista telefónica con Al Jazira que su grupo haya disparado cohetes contra Haifa, reiterando que esto sólo ocurrirá si "Beirut o sus suburbios del sur resultan atacados".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies