El Ejército kurdo retrasa su línea defensiva ante el avance de las tropas iraquíes en Kirkuk

Peshmerga kurdistán iraquí
REUTERS / AKO RASHEED
Publicado 13/10/2017 17:25:28CET

KIRKUK (IRAK), 13 Oct. (Reuters/EP) -

Las fuerzas armadas kurdas (peshmerga) han retrasado su línea defensiva unos dos kilómetros ante el avance de las fuerzas iraquíes en Kirkuk, en el norte de Irak, después de que las autoridades kurdas avisaran de que el Ejército iraquí estaba planeando una ofensiva en respuesta a la declaración de independencia formulada por el Kurdistán el pasado 25 de septiembre.

Los peshmerga se situaba en las áreas de Taza y Bashir, unos 10 km al sur de Kirkuk y han retrocedido unos dos kilómetros. Las fuerzas de seguridad iraquíes se han trasladado a algunas de las posiciones evacuadas sin que se produjera entonces ningún enfrentamiento.

De hecho, el vicepresidente de la región semiautónoma del Kurdistán iraquí, Kosrat Rasul, ha informado este viernes del despliegue de 6.000 milicianos kurdos en Kirkuk para hacer frente a posibles "amenazas" por parte de las fuerzas iraquíes, según ha informado la cadena de televisión kurda Rudaw TV.

Las áreas de Taza y Bashir están pobladas principalmente por turcomanos chiíes, muchos de ellos afiliados a partidos políticos y grupos paramilitares respaldados por Irán, y son leales al Gobierno chií de Bagdad.

La región del Kurdistán iraquí, en el norte del país, es autónoma e independiente 'de facto' desde la guerra de Irak de 1991. Es una de las cuatro regiones históricas del Kurdistán junto con la región kurdo-siria (Rojava), el sureste de Turquía y el noroeste de Irán, todos ellos opuestos a la creación de un Estado kurdo. Los kurdos representan el cuarto mayor grupo étnico en la región.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies