El Ejército de Nigeria repele un ataque de Boko Haram contra Maiduguri, si bien los milicianos toman la cercana Monguno

Boko Haram militants (in camouflage) embrace and shake hands
REUTERS / STRINGER .
Actualizado 26/12/2017 6:49:33 CET

MADRID, 26 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ejército de Nigeria ha repelido este lunes un ataque de la secta islamista Boko Haram contra la ciudad de Maiduguri, capital del estado de Borno (noreste), si bien los milicianos se han hecho con la cercana localidad de Monguno.

Según las informaciones recogidas por el diario nigeriano 'Premium Times', los militares han rechazado el ataque lanzado desde varios frentes por los miembros del grupo, sin que por el momento haya un balance de víctimas de los enfrentamientos.

El Ejército nigeriano ha impuesto un toque de queda en Maiduguri durante las próximas 24 horas. Las autoridades estaban en alerta ante posibles ataques del grupo por las fiestas de Navidad.

El último ataque de importancia de Boko Haram sobre Maiduguri se produjo el pasado mes de junio, coincidiendo con una visita del vicepresidente Yemi Osinbajo. La ciudad es mayoritariamente musulmana, aunque cuenta con una importante minoría cristiana.

El grupo --cuyo nombre oficial es Grupo en Defensa de la Tradición del Profeta para la Predicación y la Yihad-- fue fundado en 2002 por Mohamed Yusuf con un foco especial en el rechazo a la influencia occidental en el país a través de la educación.

A pesar de que en un primer momento se centró en la prédica, siete años después lanzó una serie de ataques armados contra las fuerzas de seguridad con el objetivo de fundar un Estado de corte islámico, denunciando la persecución que sufría la comunidad musulmana del norte del país a manos del gobierno central.

Yusuf fue detenido durante una ofensiva del Ejército contra el grupo a raíz de dichos ataques y ejecutado bajo custodia tras ser interrogado. Un año después, el grupo, encabezado por el que era su 'número dos', Abubakar Shekau, lanzó una nueva ofensiva a gran escala que continúa a día de hoy.

El grupo juró lealtad a Estado Islámico en 2015, pero finalmente se ha escindido entre quienes siguen a Shekau, en la región del bosque de Sambisa, y quienes son fieles a Musab al Barnawi, en la región del lago Chad.

El Ejército nigeriano ha logrado numerosos avances en los últimos meses ante el grupo extremista, que ha respondido incrementando sus atentados contra civiles y miembros de las fuerzas de seguridad.

El julio, el jefe del Ejército de Nigeria, Tukur Yusuf Buratai, aseguró que la secta islamista ha sido derrotada militarmente, reconociendo sin embargo que no ha sido completamente eliminada.