El Ejército de Siria amplía su ofensiva en Deraa y llega a un enclave controlado por Estado Islámico cerca del Golán

Soldados sirios
GEORGE OURFALIAN / REUTERS - Archivo
Publicado 11/07/2018 23:02:23CET

MADRID, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Ejército de Siria ha ampliado este miércoles su ofensiva en la zona suroeste del país y la ha extendido a un enclave controlado por milicianos del grupo yihadista Estado Islámico, según ha informado el Observatorio Sirio por los Derechos Humanos.

El organismo, con sede en Londres e informantes en el país árabe, ha indicado que "las fuerzas del régimen se han hecho con una nueva zona en la línea de contacto" con el grupo Ejército de Jalid Ibn al Ualid, afiliado a Estado Islámico.

"Por primera vez en años, helicópteros del régimen han lanzado 'barriles bomba' en áreas controladas por el Ejército de Jalid Ibn al Ualid en la frontera con los ocupados Altos del Golán", ha agregado.

Asimismo, ha confirmado que las tropas gubernamentales se han hecho con el control de otras cuatro localidades en la zona oeste de la provincia, así como la entrada de la Policía Militar rusa en Tafas.

Las fuerzas rebeldes sirias confirmaron el viernes un acuerdo de alto el fuego mediado por Rusia en el este de la provincia de Deraa, que contempla la retirada de las milicias afines al Gobierno sirio de varias ciudades del sur del país.

El portavoz del Ejército Libre Sirio (ELS), Ibrahim Jabaui, ha afirmado que las fuerzas locales asumirán el control de la zona, bajo supervisión de Rusia.

Las fuerzas gubernamentales sirias y sus aliados están combatiendo a los rebeldes para intentar recuperar el control de la zona suroeste del país, uno de los últimos bastiones que mantienen los sublevados junto con la región del noroeste del país que hace frontera con Turquía.

El suroeste de Siria es una de las llamadas "zonas de distensión" acordadas en 2017 por Rusia, Jordania y Estados Unidos en un intento por reducir la violencia.

Antes del inicio de la ofensiva del Gobierno de Bashar al Assad, Estados Unidos advirtió de que respondería si se incumplía el acuerdo de la zona de distensión pero hasta el momento no ha actuado y los rebeldes aseguran que ya les han comunicado que no recibirán ayuda norteamericana.