El Ejército de Sudán del Sur confirma 18 muertos en enfrentamientos con un grupo armado en el sur del país

Publicado 06/04/2017 4:43:17CET

MADRID, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Ejército de Sudán del Sur ha confirmado este miércoles la muerte de al menos 18 personas, entre ellas varios civiles, en enfrentamientos registrados el fin de semana con un grupo armado en el estado de Imatong (sur).

El viceportavoz del Ejército, Santo Domic, ha detallado que hombres armados irrumpieron en la localidad de Pajok Payam y saquearon propiedades civiles, desencadenando la respuesta de las Fuerzas Armadas.

Asimismo, ha asegurado que el Ejército ha enviado refuerzos a la zona, agregando que los combates han provocado el desplazamiento de un número indeterminado de personas, según ha informado la emisora local Eye Radio.

El presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir, aceptó a finales de marzo declarar un alto el fuego unilateral para intentar rebajar las tensiones en el país, si bien aún no ha habido un anuncio formal.

La rivalidad entre Kiir, de etnia dinka, y el exvicepresidente y líder rebelde Riek Machar, que es nuer, se tradujo en un primer conflicto en diciembre de 2013, cuando el presidente del país decidió cesar a Machar como su 'número dos'.

El conflicto entre los dos bandos terminó con un acuerdo de paz firmado en agosto de 2015 y que implicaba el regreso de Machar para que volviera a ser nombrado vicepresidente del país, nombramiento que llegó en abril de 2016.

Sin embargo, las continuas violaciones del pacto y los graves combates de julio llevaron al cese de Machar, que fue sustituido por el general Taban Deng Gai.

En diciembre, Naciones Unidas alertó de que el país está al borde de una guerra étnica generalizada a menos que la comunidad internacional intervenga y convenza a las partes enfrentadas de entablar un diálogo que lleve de forma definitiva a la paz.

En marzo, el secretario general de la ONU, António Guterres, pidió que los países de la región y el Consejo de Seguridad de la ONU "hablen con una sola voz" para poner fin al conflicto en Sudán del Sur.

En una comparecencia ante el organismo, destacó la necesidad de que las partes enfrentadas alcancen un alto el fuego inmediato, impulsen el proceso de paz y permitan el acceso de ayuda humanitaria sin restricciones al país.

Guterres lamentó la postura del Gobierno ante el conflicto, afirmando que "lo que se escuchan más a menudo son negativas incluso a reconocer la crisis o a asumir su responsabilidad para ponerle fin".

"Ninguna fuerza ni ninguna cantidad de diplomacia pueden sustituir la falta de voluntad política entre los que gobiernan el país", apuntó, asegurando que hay un consenso sobre la necesidad de que los líderes del país hagan más para solucionar la crisis.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies