El Ejército de Sudán del Sur se hace con varias posiciones rebeldes en su avance hacia Alto Nilo

 

El Ejército de Sudán del Sur se hace con varias posiciones rebeldes en su avance hacia Alto Nilo

Soldados del Ejército sursudanés en Malakal
REUTERS PHOTOGRAPHER / REUTER
Publicado 29/04/2017 3:58:06CET

MADRID, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Sudán del Sur han informado de que el Ejército de Liberación del Pueblo de Sudán (SPLA) se ha hecho con el control de varias posiciones rebeldes en el marco de su avance a lo largo del estado de Alto Nilo, lo que ha provocado el desplazamiento de cerca de 25.000 personas.

El portavoz del SPLA Santo Domic ha señalado que las fuerzas gubernamentales se han hecho con la localidad de Kodok después de tres días de enfrentamientos contra los rebeldes, que se encuentran bajo las órdenes del líder Johnson Olony, integrado ahora en el Movimiento de Liberación del Pueblo de Sudán-En Oposición (SPLA-IO), según ha informado el diario local 'Sudan Tribune'.

El Ejército sursudanés ha manifestado que se han visto obligados a hacerse con el control de la localidad debido a que la población de las zonas sitiadas por los rebeldes se encontraban al borde de la hambruna a causa de la falta de acceso por parte de las agencias y organizaciones de ayuda humanitaria.

Hace diez días, una decena de líderes tribales del Alto Nilo acusaron a Olony de haber ordenado la muerte de varios miembros de la fuerza de combate Agwelek, de la tribu shilluk, en el condado de Panyikan, una fuerza a la que también pertenece Olony.

El coronel, que se unió al SPLA en 2013 cuando regresó de Sudán tras aceptar una amnistía presidencial, pasó a formar parte del SPLA-IO en julio de 2015. En abril de ese mismo año, Olony y sus fuerzas se hicieron con la capital del estado de Alto Nilo, Malakal, en una serie de operaciones llevadas a cabo de forma conjunta con los rebeldes del SPLA-IO en las localidades que habían sido recuperadas por las fuerzas del Gobierno.

La organización Médicos sin Fronteras (MSF) ha alertado de que cerca de 25.000 personas se han visto obligadas a desplazarse debido al aumento de la violencia en Kodok.

"Las organizaciones humanitarias que han estado ofreciendo servicios médicos hasta el momento en la zona, así como agua, comida y refugio, han tenido que suspender la distribución de las ayudas debido al aumento de la inseguridad", ha aseverado el director de la misión de MSF en Sudán del Sur, Marcus Bachmann.

El pasado 7 de julio se reanudaron los enfrentamientos entre las fuerzas leales al presidente sursudanés, Salva Kiir, y los seguidores del antiguo líder rebelde, Riek Machar, tras un año de tensiones para implementar un acuerdo de paz con el objetivo de poner fin a la lucha sectaria que comenzó en 2013.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies