El Ejército turco intensifica sus ataques contra el PKK en la frontera común e incluso en Irak

Actualizado 24/10/2007 22:35:33 CET

ESTAMBUL (TURQUÍA), 24 Oct. (EUROPA PRESS/Ildefonso González) -

El Ejército turco dio hoy muestras de que no tiene ninguna intención de contenerse e intensificó sus bombardeos contra posiciones de los terroristas kurdos en la frontera común con Irak e incluso en el norte del país árabe. Aún así, la vía diplomática continúa abierta y una delegación iraquí de alto nivel llegará mañana a Ankara para tratar de impedir una más que inminente operación militar transfronteriza de Turquía.

Las Fuerzas Armadas turcas lanzaron hoy duros ataques aéreos en las provincias del sureste del país más próximas a Irak, como Sirnak, Hakkari, Siirt y Van, informó la agencia de noticias Anatolia citando fuentes oficiales sin identificar. Los bombardeos se focalizaron en las zonas rurales de dichas provincias y en la frontera común con Irak. "Durante las operaciones, varios escondites de terroristas (del Partido de los Trabajadores del Kurdistán, PKK) fueron hallados y destruidos", indicaron las mismas fuentes.

Asimismo, agregaron que helicópteros 'Cobra' y 'Sikorsky', así como aviones de guerra, que despegaron de una base aérea de la provincia de Diyarbakir (sureste), atacaron y bombardearon "posiciones de terroristas". Por otra parte, el Ejército turco señaló en un comunicado en su página web que las fuerzas de seguridad se habían incautado de numerosas armas y municiones en la región de Daglica (provincia de Hakkari, sureste), donde el PKK mató el pasado domingo a 12 soldados y secuestró a otros ocho.

Mientras, la prensa local aseguraba hoy que el Ejército ha lanzado operaciones puntuales de castigo contra posiciones insurgentes al otro lado de la frontera desde el pasado domingo. Según varios diarios turcos, el viceprimer ministro y portavoz del Gobierno, Cemil Çiçek, señaló durante una reunión del Ejecutivo del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP, islamista moderado) celebrada la noche del lunes, que Turquía estaba llevando a cabo "operaciones militares transfronterizas en el norte de Irak", concretamente contra las bases y campos de entrenamiento del PKK.

"Se ha lanzado una operación. Nuestros aviones de combate F-16 entraron unos 40 kilómetros en el norte de Irak. Se están organizando operaciones aéreas y terrestres simultáneamente. Aún iremos más lejos", habría anotado Çiçek según 'Zaman', un diario muy próximo a las tesis del AKP.

La misma fuente añadía que Estados Unidos está al tanto de las operaciones y proporciona información de Inteligencia a Turquía. De hecho, la portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino, confirmó que Washington estudia suministrar "información sensible" a Ankara, si bien descartó que vaya a participar en una ofensiva aérea contra posiciones del PKK en el norte de Irak, tal y como sostienen los medios turcos.

La oficina del gobernador de Hakkari declaró al 'Today's Zaman' que el Ejército turco sigue desplegando más unidades de combate en la frontera común. "Decenas de vehículos militares con soldados y armamento pesado se dirigen hacia la frontera y aviones de combate F-16 están también listos para despegar desde varias bases (aéreas) en el sureste de Turquía", dijo. En estos momentos habría ya unos 100.000 soldados desplegados en la frontera común a la espera de recibir la orden de ataque.

Por otra parte, el Consejo Nacional de Seguridad (MGK), que reúne a la cúpula del Ejército y el Gobierno turcos, decidió hoy imponer sanciones económicas a las autoridades del Kurdistán iraquí, por lo que considera un apoyo a los milicianos del PKK.

DIPLOMACIA IRAQUÍ

Una delegación iraquí de alto nivel tratará de consensuar mañana con las autoridades turcas las medidas políticas y de seguridad necesarias para solucionar la actual escalada de tensión en el norte de Irak. Según fuentes del Ministerio turco de Asuntos Exteriores, las conversaciones en Ankara representan la "oportunidad final" para que el Gobierno de Bagdad adopte los "pasos necesarios" para evitar una ofensiva a gran escala de Turquía en el norte de Irak.

Mientras, el presidente iraquí, Jalal Talabani, negó esta tarde que su país vaya a extraditar a Turquía a los líderes del PKK, tal y como había sostenido unas horas antes la agencia Anatolia. "Hemos dicho muchas veces que los líderes del PKK no viven en las ciudades kurdas de Irak sino con miles de sus combatientes en las montañas Qandil. Es imposible detenerles y entregárselos a Turquía", indicó en un comunicado.

En la misma línea se expresó desde Damasco el portavoz del Parlamento iraquí, Mahmud al Mashhadani, quien reconoció que su país no puede controlar las actividades del PKK; sin embargo, se comprometió a poner fin a todo tipo de apoyo logístico que reciben los insurgentes y a buscar una salida pacífica a sus encontronazos con Turquía. Su homólogo sirio, Mahmoud al Abrash, afirmó que respeta la unidad territorial de Irak e hizo un llamamiento a que terminen las tensiones entre Ankara y Bagdad con "prudencia y lógica".

REACCIONES INTERNACIONALES

Finalmente, hoy se sucedieron nuevamente los llamamientos de la comunidad internacional a que Turquía prime hasta el último momento la vía de la diplomacia. El Gobierno estadounidense urgió a la moderación tanto a Bagdad como a Ankara, que comparten la visión de que "el problema común y el enemigo común es el PKK, la organización terrorista".

Por su parte, el secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, estimó que el Ejecutivo turco está actuando "con notable contención" en la situación actual de ataques diarios del PKK contra "soldados y civiles" turcos. Igualmente, se reafirmó en la petición de contención que hizo la primera vez que se pronunció sobre este asunto, pero dijo que, "al mismo tiempo", es "el primero en entender plenamente lo que está pasando la población turca cuando casi cada semana tus soldados y tu gente están siendo asesinados".

Igualmente, el pleno del Parlamento Europeo aprobó una resolución en la que se declara "profundamente preocupado" por las consecuencias de una posible acción militar transfronteriza del Ejército turco en el norte de Irak y reclama a Turquía "para que se abstenga de toda operación militar desproporcionada que suponga una violación del territorio de Irak".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies