Las elecciones legislativas en EEUU, marcadas por el auge de candidatos transgénero

Kim Coco Iwamoto
REUTERS / HUGH GENTRY
Publicado 10/08/2018 12:38:36CET

NUEVA YORK, 10 Ago. (Reuters/EP) -

La carrera electoral al Congreso de EEUU, que culminará en noviembre de este año, está caracterizada por la presencia en un número sin precedentes de candidatos transgénero en representación -- con excepción de algunos independientes -- del Partido Demócrata y que aspiran a canalizar el descontento de la población LGBTIQ con las políticas de la actual administración dirigida por el presidente estadounidense, Donald Trump.

Una de ellas es Kim Coco Iwamoto, lista para recibir el próximo sábado la nominación del partido como vicegobernadora de Hawái. Christine Hallquist lidera en recaudación de fondos entre los demócratas que buscan la nominación para gobernador de Vermont el martes. Y Alexandra Chandler se encuentra entre los 10 demócratas que se presentarán en el tercer distrito de Massachusetts el 4 de septiembre.

Cualquiera de ellas sería la primera persona abiertamente transgénero en ganar la nominación de un partido importante para tal oficina en los Estados Unidos. "Reconozco la importancia histórica", ha declarado Hallquist en una entrevista. "Dicho eso, la gente de Vermont me elegirá por lo que aporto a Vermont. Muy pocas personas van a votar porque soy transgénero", ha añadido.

Las elecciones se producen en un momento de incertidumbre para los derechos de las personas transgénero, que se expandió bajo la administración del presidente demócrata Barack Obama. Derechos que han sido revertidos bajo la administración de Trump, una victoria para los conservadores religiosos que solo reconocen los roles de género tradicionales.

La Casa Blanca ha intentado prohibir que las personas transgénero sirvan en el Ejército, revocado la protección antidiscriminatoria para las personas transgénero en el empleo y rescindido las directrices que ordenan a las escuelas públicas que permitan a los estudiantes transgénero utilizar el baño de su elección.

Este año, 43 candidatos transgénero se han postulado para cargos políticos en todos los niveles en Estados Unidos, la mayoría de ellos demócratas, pero algunos se postularon como independientes, para el Partido Verde o para oficinas no partidistas, según Logan Casey, investigador asociado de Harvard.

Solo cuatro han ganado primarias hasta el momento, todos a nivel de la cámara estatal, y tienen una elección general por delante. Dieciséis han perdido las elecciones primarias o generales y 23 aún no se han enfrentado a los votantes, según la investigación de Casey.

Los candidatos transgénero esperan construir sobre los avances logrados en 2017, cuando al menos 10 ganaron sus puestos en todo el país a varios niveles. "Fue muy emocionante. Sentí que habíamos entrado en este momento como comunidad al ingresar al espacio político", dijo Raffi Freedman-Gurspan, directora de relaciones externas del brazo político del Centro Nacional para la Igualdad Transgénero.

Danica Roem ganó su carrera para la Cámara de Delegados de Virginia el año pasado, y Minneapolis eligió dos personas transgénero para el consejo de la ciudad, Andrea Jenkins y Phillipe Cunningham.

Este año, los activistas transgénero depositan sus esperanzas en Hallquist, que ha recaudado 132.000 dólares, casi el triple de los 50.000 recaudados por su competidor demócrata más cercano, James Ehlers. Ambos son parte de un campo de cinco personas que busca desafiar al actual gobernador Phil Scott, el posible candidato republicano, en las elecciones legislativas del 6 de noviembre.

La mayoría de los candidatos transgénero se presentan en lugares con importante porcentaje de votantes librales, los estados azules, pero en el estado conservador de Montana, Amelia Márquez, ganó la nominación demócrata para un distrito de la Cámara de Representantes en el área de Billings y se enfrentará al republicano Rodney García el 6 de noviembre.

Contador