El ELN anuncia una tregua para la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Colombia

ELN COLOMBIA
REUTERS - Archivo
Actualizado 14/05/2018 17:22:49 CET

BOGOTÁ, 14 May. (EUROPA PRESS) -

El Ejército de Liberación Nacional (ELN) ha anunciado este lunes una tregua que estará vigente entre el 25 y el 29 de mayo para facilitar la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Colombia, que tendrá lugar el 27 de mayo, en medio de las negociaciones con el Gobierno para pactar un alto el fuego definitivo.

"Para aportar a unas condiciones favorables que permitan a la sociedad colombiana expresarse en las elecciones presidenciales próximas, en todas las estructuras del ELN haremos un cese de actividades militares entre las 00.00 (hora local) del viernes 25 de mayo y las 00.00 horas del martes 29 de mayo", ha anunciado la guerrilla en un comunicado.

El grupo armado ha confiado en que "este espíritu de conciliación sea respondido con una conducta similar por parte las distintas fuerzas político-militares del régimen". "Las clases dominantes y los gobernantes de Estados Unidos tienen la palabra", ha recalcado.

El propio ELN ha admitido que "se suponía que al estar en curso el más grande esfuerzo para concretar una solución política del conflicto armado por fin íbamo a pasar página de la guerra, pero no ha sido así", y "Colombia está pasando por un momento complejo y difícil".

Ha culpado de ello, en primer lugar, a "los candidatos presidenciales de la derecha" que "hacen gala de un discurso de odio para perpetuar el ejercicio de la violencia como mecanismo de lucha política". "Ojalá más temprano que tarde hagan un cese de estos fuegos", ha reclamado.

También ha señalado a "los intereses de las grandes corporaciones del sector energético y minero", que "chocan día a día con las comunidades que defienden bienes comunes, como el agua, y en este choque siguen pagando con sus vidas los líderes que se oponen a los grandes capitales nacionales y extranjeros".

Por último, ha mencionado las "amenazas de extración" de Estados Unidos por la orden de detención contra 'Jesús Santrich', uno de los líderes de la antigua guerrilla de las FARC, que ha sido capturado por mantener el narcotráfico hacia la potencia norteamericana una vez firmado el acuerdo de paz.

Con todo ello, "es más que evidente que sigue siendo complejo y difícil lograr el propósito de erradicar la violencia en la política" y "acordar transformaciones en búsqueda de una Colombia en paz y equidad", obejetivos recogidos en la agenda de paz con la negocian el ELN y el Gobierno.

Los insurgentes han subrayado que "se podrán alcanzar si y sólo si ambas partes están dispuestas a cambiar". En la misma línea, ha pedido también un "esfuerzo" para "lograr los objetivos inmediatos del ciclo de conversaciones" que comenzó la semana pasada en La Habana, esto es, una tregua definitiva.

El Gobierno de Juan Manuel Santos y el ELN iniciaron el diálogo de paz el 8 de febrero de 2017 pero desde entonces apenas de han producido avances. El mayor logró fue una tregua vigente entre el 1 de octubre y el 9 de enero a la que siguió una ola de atentados que obligó a Santos a suspender las negociaciones. Ahora tratan de pactar una nueva tregua.