El ELN, dispuesto a negociar otro alto el fuego pero avisa de que el Gobierno "pone en riesgo" el vigente

Guerrillero del ELN
REUTERS / STRINGER .
Publicado 26/12/2017 7:51:19CET

MADRID, 26 Dic. (EUROPA PRESS) -

La guerrilla colombiana Ejército de Liberación Nacional (ELN) se ha mostrado dispuesta este lunes a negociar otro alto el fuego bilateral con el Gobierno, si bien ha resaltado que "las actuaciones del Gobierno ponen en riesgo" el que está en vigor en la actualidad.

En una serie de 'tuits' publicados por la emisora Radio Ranpal, vinculada al ELN, el comando central de la guerrilla ha acusado al Gobierno de "pretender cambiar el espíritu y renegociar" el acuerdo de alto el fuego.

"El Gobierno, unilateralmente, ha desplegado operaciones ofensivas contra el ELN. El 27 y 30 de octubre de 2017, realizó ataques a dos campamentos en los departamentos de Chocó y Norte de Santander", ha denunciado.

Asimismo, ha dicho que el Gobierno "ha aumentado sus operaciones de copamiento militar y operaciones de registro y control", agregando que "no reconociño sus actitudes como ofensivas", sino que "reiteró en la mesa transitoria que continuará realizando ataques cada vez que consiere que el ELN actúa por fuera del acuerdo del cese (al fuego)".

La guerrilla ha acusado además al Gobierno de "desconocer" el Mecanismo de Veeduría y Verificación, argumentando que "se ha adjudicado unilateralmente la potestad de determinar cuáles hechos o actuaciones del ELN están en contravía del acuerdo del Cese al Fuego Bilateral, sin acudir al Mecanismo de Veeduría y Verificación".

"Las actuaciones del gobierno ponen en riesgo el acuerdo del cese al fuego, pues van en contravía de las reglas y compromisos suscritos de "evitar incidentes armados entre la Fuerza Pública y el ELN", ha reiterado.

Sin embargo, ha manifestado que "el ELN reitera su voluntad de cumplir el acuerdo de cese al fuego hasta el 9 de enero de 2018, como hasta ahora lo ha hecho", mostrándose dispuesto a "discutir y pactar" otro alto el fuego "previa evaluación" y siempre y cuando este "supere las falencias del actual acuerdo".

Por contra, la guerrilla ha anunciado que su delegación en los diálogos ha decidido que sus miembros "no participarán en el Mecanismo de Veeduría y Verificación hasta lo resolver los desacuerdos entre las partes".

"La palabra la tiene el Gobierno. De él depende que las conversaciones de paz se puedan realizar cobijadas por un cese bilateral y no, en medio de la guerra", ha resaltado el ELN.

Por último, ha dado las gracias a los países garantes --Brasil, Chile, Cuba y Noruega--, a la misión de Naciones Unidas en Colombia y a la Conferencia Episcopal "por los esfuerzos realizados en el Mecanismo de Veeduría y Verificación".