Elon Musk afirma que está diseñando equipamiento para rescatar a los niños atrapados en Tailandia

Elon Musk, el visionario presidente de Space X y Tesla
FLICKR - Archivo
Publicado 08/07/2018 8:08:51CET

MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

Elon Musk, el multimillonario estadounidense de origen sudafricano Elon Musk, empresario e inventor que dirige SpaceX, Tesla y otras empresas del sector tecnológico, ha anunciado este sábado que está desarrollando equipamiento para colaborar en la misión de rescates del equipo de fútbol infantil que se encuentra atrapado junto a su entrnador en una cueva inundada en el norte de Tailandia desde hace dos semanas.

"Buenas noticias: hemos conseguido hablar con varios expertos sobre el diseño de una cápsula de escape que sea lo suficientemente segura para probarla; también estamos construyendo un tubo inflable con cámaras de aire, es menos probable que funcione porque los contornos son complicados, pero será excelente si funciona", ha publicado el propio Musk a través de su perfil oficial de Twitter este sábado.

Previamente, el inventor ya había propuesto insertar en el interior de la cueva un tubo de un metro de diámetro, o un juego de tubos más cortos para las secciones más difíciles, e inflarlas con aire como si tratase de un castillo hinchable.

Los doce niños del equipo de fútbol tailandés Los Jabalíes Salvajes y su entrenador se adentraron el pasado 23 de junio en la cueva Tham Luang, la cuarta más larga de Tailandia, y quedaron atrapados a más de cuatro kilómetros de la entrada, debido a una repentina inundación.

Los menores, de 11 a 16 años, y su monitor, de 25, fueron hallados vivos después de más de diez días atrapados en el interior sin ningún tiempo de asistencia. El complejo de cuevas donde ha tenido lugar se llama Tham Luang y está situado en el norte de Tailandia. Se extiende por varios kilómetros y suele inundarse durante la temporada de lluvias, que se prolonga de junio a octubre.

Según advirtió el jefe de la misión de rescate este viernes, existe un "límite de tiempo" para poder salvar a los niños atrapados.

La advertencia se produjo un día después de que un miembro de los Navy SEALS, la Marina tailandesa, perdiese la vida durante las tareas de rescate al quedarse sin oxígeno en el interior de la cueva. Lo que comenzó como una excursión a la cueva de Tham Luang con motivo de celebración del cumpleaños de uno de los menores se ha convertido en una de las misiones de rescate más difíciles que se han tenido que llevar a cabo en el país.

Un equipo de Navy SEALS, soldados, policías y voluntarios ha estado trabajando a contrarreloj para intentar drenar la cueva. Los niños, miembros de un equipo de fútbol infantil, tienen entre 11 y 16 años. No todos saben nadar bien y sin embargo, están siendo entrenados por el equipo para que intenten salir a través de pasajes estrechos y llenos de barro hasta la salida de la cueva.

Entre las alternativas de rescate que se han planteado una es la de proporcionar a los jóvenes atrapados oxígeno y provisiones para que puedan sobrevivir durante varios meses hasta que finalice la temporada de lluvias en Tailandia o intentar construir una balsa que quepa en la cueva para sacarles.